NO ME GUSTA EL CHARQUI

lunes, agosto 03, 2009

Hemos logrado un acuerdo para dar solución definitiva para el Transporte Público Nacional, pero no es cualquier solución. Es una solución desde la perspectiva del interés de mí región y mi gente, que busca y reclama una compensación por toda la plata que se ha destinado al transantiago. No resulta aceptable mejorar el estándar de transporte en Santiago, sin compensar a nuestra región, para que tengamos los mismos paraderos, pavimentaciones o subsidios y en definitiva, calidad de servicio hacia una cuestión tan sensible como lo es el transportarse.

Los dos grandes logros para nuestra región son que hemos establecido un subsidio al pasaje escolar, de tal manera que será el Estado el que financiará el pasaje escolar para todos los estudiantes. Esto significa que los adultos dejan de pagar un subsidio por el pasaje escolar, y en consecuencia, se abarata en un 20 por ciento el pasaje y no podrá seguir incrementándose, con esta verdadera carga que significaba el tener que pagar más, para que los estudiantes se transportaran pagando menos.

Lo segundo, es que todo el dinero que se gaste en Santiago, se tendrá que invertir ahora en mejorar los sistemas en nuestra región. En primer lugar pavimentación, paraderos y el transporte, pero ya donde el transporte, vaya quedando solucionado, los remanentes de esos recursos podrán destinarse a salud o a educación, según sea el caso y usando un criterio técnico y no político.

Con estas platas, hoy existe la posibilidad de construir un tren urbano para Antofagasta, o buscar mecanismos que permitan mejorar los sistemas de transportes en Calama, entregando subsidios al transporte mayor, fruto de este trabajo que me ha tocado encabezar.

Aquí cobra vigencia y adquiere su significado, un senador regionalista, un senador que está comprometido con nuestra región, pero con el mismo sentido, al proteger su región, verifica el interés de todas las regiones de nuestro país.

Por eso es que es importante que el Gobierno Regional, el Intendente y los Consejeros Regionales, aprueben los proyectos necesarios para tener un real desarrollo urbano en todas nuestras comunas o por ejemplo construir el tren urbano para Antofagasta, que permita dar un servicio de buena calidad, con seguridad y oportunidad, a todos los vecinos que pierden tanto tiempo de su vida, trasladándose por nuestra ciudad que ya tiene más de 30 kilómetros de largo.

El desafío ahora es nuestro. ¡A mí no me gusta el charqui, me gusta el filete! Demostremos que podemos y somos capaces de cumplir nuestros sueños al construir proyectos que mejoren nuestra calidad de vida, invirtiendo bien los dineros y pensando en nuestros vecinos.

0 comentarios: