¿SE LE OLVIDÓ ALGUNA COSITA?

sábado, mayo 23, 2009

Algo me queda claro: La última cuenta pública de la Presidenta, Michelle Bachelet, estuvo cargada de emotividad, pero para ella.

Recordemos: En el 2006, se prometió la ampliación del Hospital Regional y “planes complementarios” al servicios de transporte licitados en Antofagasta.

En el 2007, se anunció la licitación de una doble vía entre Calama y Antofagasta. Un by-pass a Antofagasta y la licitación de una doble vía Antofagasta y Mejillones. Además, mejorar la ruta Calama –Tocopilla. Los caminos productivos ubicados en Taltal y la conectividad costera con Antofagasta (ese que se arrastra hace 10 años). También se prometió un nuevo Hospital para Antofagasta. Ahí se inauguró “el sin camas”.

El 2008, la presidenta anunció acelerar los proyectos hospitalarios para Antofagasta, Tocopilla y Calama. Se anunciaron obras para la construcción del nuevo estadio para Antofagasta. También se dijo que en Calama, se desarrollaban proyectos urbanos integrales. ¿Cuáles?

En este último mensaje la presidenta dijo que, con el control de inundaciones y aluviones, se ha cambiado el panorama de Antofagasta. El aluvión fue el año 1991 y las obras aluvionales, se inauguraron el 2005 y las restantes el 2006. Pero, que últimamente, las han vuelto a re-inaugurar, esa es otra cosa.

La presidenta volvió a prometer el nuevo estadio para Antofagasta, pero, para una segunda etapa y para Tocopilla, se anunció las obras de ejecución del nuevo Hospital “Marcos Macuada”, porque si no hubiera sido por el terremoto, nunca se hubiera dado inicio a la construcción de uno nuevo.

Se echaron de menos avances y medidas en pro de la regionalización y descentralización, no se anunciaron medidas en seguridad ciudadana y al combate a la delincuencia o al narcotráfico, como asimismo, no eliminar el pago del 7 por ciento de salud para los adultos mayores. Ni una palabra para generar más y mejor empleo o mejores condiciones para los empleados del sector público, ni a profesores, Bomberos, Carabineros, Investigaciones o Gendarmería y el hacinamiento en cárceles. Ni una seña para entregar más recursos para las municipalidades y, tantas cosas más.

Algo me queda claro: Siguen existiendo promesas incumplidas para nuestra región. La que sostiene la economía nacional y la que entrega el sueldo a Chile. Hemos escuchado durante cuatro gobiernos de la Concertación, miles de anuncios, pero año tras año, ello no se materializa de la forma que se requiere, para lograr un crecimiento homogéneo del país, un aspecto negativo que la propia presidenta ha reconocido.

Lamentablemente, los discursos y anuncios se siguen quedando en eso y para qué hablar de beneficios para la clase media. Sencillamente no existen.

0 comentarios: