TRASPLANTE DE CEREBRO

lunes, abril 06, 2009

El noble gesto de amor que realizaron los padres de Rodrigo Chaparro al donar sus órganos, luego de morir atropellado y que logró salvar la vida a tres personas, no sólo demuestra que la donación de órganos es una actitud de vida, que pocas personas están dispuestas a realizar, sino que devela una vez más, el alto nivel de centralismo en que se encuentra nuestro país. Todos los recintos hospitalarios que realizan trasplantes, se encuentran desde Valparaíso al sur.

Por eso es que le he pedido a la doctora, ex Ministra de Salud y actual Presidenta, Michelle Bachelet, que pueda destinar los recursos económicos necesarios para la implementación de una unidad médica en algún centro hospitalario que el Ministerio de Salud defina por razones técnicas, médicas o geográficas y que abarque las especialidades más recurrentes de trasplantes, como corazón, pulmón, hígado, riñones, músculo esquelético, intestinos y páncreas y que además pueda servir para la conservación de éstos órganos, para enviarlos a otras regiones, si así se requiere.

La importancia por contar con este centro que beneficie a todas las comunas y regiones del norte, radica en que se acortan las distancias, se agiliza la capacidad de reacción del equipo médico, además de aminorar los costos económicos en traslado y rehabilitación que deben enfrentar muchas familias.

Es muy complejo enfrentar una enfermedad que requiere de un trasplante. Primero encontrar un donante, reunir varios millones de pesos, dejar la ciudad donde se vive e iniciar una vida completamente de cero, pero lo más lamentable, es que todo esto ocurre por la falta de cobertura médica, derivada de las carencias que poseen nuestros centros hospitalarios. Calama sin una UCI, Mejillones sin maternidad, Antofagasta con un hospital que se cae a pedazos (mientras llevamos cinco años con un ante de un ante proyecto) y el otro, del sector norte, sin camas. Taltal sin especialidades y Tocopilla con uno pasajero, mientras se construye otro, porque si no hubiera sido por el terremoto, nunca se hubiera pensado en uno nuevo.

Creo que es urgente tener un centro de trasplantes y que se comiencen a estudiar planes especiales de contingencia para las familias que deben enfrentarlo, pese a la especialización y profesionalización de nuestros doctores para que atiendan dichas emergencias, no existe la implementación tecnológica necesaria para investigaciones previas, conservación de órganos y posteriores cirugías, como tampoco existe voluntad política por parte de la autoridad encargada en dar respuesta a esta necesidad, sino que le pregunten a todas las familias que han tenido que vivir este drama. Por eso digo, que hay muchas personas, que necesitan con urgencia un trasplante de cerebro.

0 comentarios: