¡BOMBEROS CHICOS BUENOS!

domingo, septiembre 28, 2008

El hecho de que no se haya podido establecer un sistema de financiamiento estable y razonable hacia Bomberos, es preocupante para toda la comunidad. Precisamente estas son las materias que le corresponde cautelar al Ministerio del Interior. Es un escándalo que en las partidas presupuestarias correspondientes de cada año, no venga una glosa que permita el financiamiento adecuado para la institución, la cual vela de forma desinteresada, por el bienestar de toda la comunidad. El Congreso Nacional sólo puede aprobar o rechazar el presupuesto de La Nación. No es iniciativa parlamentaria aumentar o rebajar recursos.

Quizás muchas personas estén preocupadas, debido a lo que ocurrió en la Torre Codelco 2, pero esto sólo demuestra la tardía reacción de quienes deben destinar los recursos económicos apropiados a Bomberos de Chile: Gobierno (Nacional y Regional), municipios, empresas y la propia comunidad.

¿Qué hubiese sucedido si bomberos de Antofagasta, no hubiera contado con un carro telescópico? –a todo esto, donado por una empresa-. ¿Qué pasaría en la Torre Pérez Zujovic? ¿Qué pasa en Calama, Tocopilla, Taltal, San Pedro, Ollagüe, Sierra Gorda, Mejillones, María Elena? ¿El cuerpo de bomberos tiene suficiente recursos económicos, humanos y tecnológicos?

La realidad es que bomberos funciona con muy pocos equipos de alta tecnología, careciendo de los recursos apropiados para adquirir equipamiento, teniendo, prácticamente, “mendigar por ayuda” por las calles de nuestras ciudades, sosteniéndose con algunos aportes que realizan empresas privadas y peleando haciendo “lobby” para encontrar financiamiento apropiado.

Hay que reconocer que quienes integran el Cuerpo de Bomberos de Chile son voluntarios, lo que no significa que además de poner al servicio su trabajo y, en riesgo sus vidas, tengan que financiar de su bolsillo el desplazamiento a las emergencias, los equipos técnicos y hasta su indumentaria. Esta situación sólo se da, de manera increíble, en Chile.

Por eso es que debe establecerse un financiamiento razonablemente planificado y pensado en ayudar a la propia población, porque lo que se plantea, son recursos simbólicos, ante la cual debería existir un presupuesto que le permita a la institución solventar todos sus gastos. Si no fuera por ellos, tendría que hacerse cargo el Ministerio del Interior, cosa que hasta este momento, nunca ha cumplido.

Vuelvo a insistir en el llamado público a los gerentes y representantes de los distintos medios de comunicación de nuestra región, para que les den espacios en su parrilla publicitaria, para desarrollar una campaña que sensibilice a la población, a las autoridades y a las empresas, sobre la importante labor que realizan los bomberos

0 comentarios: