“PARE, MIRE Y ESCUCHE”

viernes, diciembre 14, 2007

En Chile hay dos grandes conglomerados y sólo el siete por ciento de nuestro país tiene interés por el ámbito político, es decir, el noventa y tres por ciento es independiente. Ellos logran acuerdos en todos los ámbitos, pero no tienen representación en el parlamento.

Hoy surge un referente, una fuerza, una actitud, una disposición de ánimo de encarnar la fuerza de los independientes que hoy, son la mayoría de los chilenos. Y en segundo lugar algo que ha estado en todos los discursos desde el regreso a la democracia, en donde no hemos avanzado nada, y ha existido una actitud regresiva en el país, que es el proceso de regionalización y descentralización.

Ahora hay cuatro partidos nuevos, uno se llama Carlos Bianchi, otro Fernando Flores, otro Adolfo Zaldívar y otro Carlos Cantero.

Las fuerzas regionalistas son mayoría en Chile y seguimos con esa actitud regresiva frente al centralismo agobiante que enfrenta el país. En consecuencia hay una representación de esas fuerzas regionalistas que esperamos nosotros encarnar.

Mi voto pasa a ser de la región. Siento el fastidio frente a los partidos, el desagrado de la ciudadanía ante la hegemonía centralista, el arreglín permanente de los votos. No le voy a preguntar a una comisión política, no tengo una bancada de senadores a la cual preguntarle, voy a hacer un movimiento ciudadano fuertemente vinculado a los temas que siempre me caracterizaron como regionalización, descentralización, ciencia y tecnología.

Todas las negociaciones que se hagan de ahora en adelante son con cargo para beneficio de mi región. Yo siento una insatisfacción después de este largo período parlamentario, porque siempre se está vinculando la perspectiva de interés, con algo superior.

No pretendo formar un nuevo partido político. Voy a formar en mi región un movimiento de acción ciudadana, que tenga un discurso político local, que tenga vocerías locales, una red de articuladores locales y cuando a mí el ministro o ministra me diga que necesita de mi voto, le pediré cosas importantes para mi región, a cambio de mi apoyo. Mi voto es a cambio de eso.

Dependiendo del interés y voluntad de la gente, estaré dispuesto incluso a apoyar a cualquier candidato. Lo cierto es que los ciudadanos, reclama nuevos lineamientos políticos, nuevas prioridades políticas. Está bien cuidar por 30 años la macroeconomía, pero llegó el momento de preocuparse de la microeconomía. La gente reprocha por la riqueza de este país, porque yo no la veo en caminos, en salud, en educación o en los sueldos. Por eso, cuando la autoridad necesite mi apoyo. Le diré: “Pare, mire y escuche”.

0 comentarios: