SEGUIMOS COMIENDO PAN DURO

lunes, marzo 12, 2007

Nuevamente nuestras comunas son castigadas, no sé si por el hecho mismo de ser comunas o porque las autoridades capitalinas o caciques del Mapocho, aún creen que vivimos en chozas, cazando guanacos, llamas o alpacas.

En definitiva, una respuesta que me ha dejado perplejo, pero ya acostumbrado, es que no habrá una Unidad de Cuidados Intensivos para el nuevo Hospital de Calama. Algo tan esperado por la comunidad Loína y por los propios médicos. Construcción que nunca estuvo contemplada en el proyecto original. Según la respuesta que entrega el Ministerio de Salud, es que “de acuerdo a la normativa que rige los estudios preinversionales y que posteriormente es evaluada por Mideplan para su aprobación definitiva, el Hospital de Calama, está fuera de requisitos para considerar la habilitación de una UCI”.

El hecho de ser de regiones ¿nos segrega, nos hace diferentes, inferiores, el hermano chico, los malos y feos de la película, el potrero del mundo? Somos la región líder con altos niveles de suicidio de todo el país, las calles más reventadas de todo Chile, la contaminación más perversa de toda la nación, los rayos UV más altos de todas las comunas, la mayor cantidad de muertos en las carreteras de una sola vía, los mayores decomisos de droga de todas las regiones y las muertes por cáncer más elevadas del mundo, entre otras tantas cosas.

Desde nuestra tierra sale el sueldo de Chile, que ayuda a financiar el azúcar, el trigo, la leche y frutas y verduras de los agricultores del sur del país, que posteriormente nos venden más caro. Nuestra región financia líneas del Metro, el Transantiago, carreteras concesionadas, túneles, puentes y el pago de los sueldos a los mismos, que nos dan migajas a manera de conformarnos ¿Así nos devuelven la mano?

Lo mismo ocurrió con la concesión de ESSAN, donde al final sólo recibimos una aspirina para la gran jaqueca, que aún seguimos teniendo los que realmente vivimos el día a día de la segregación y el olvido.

Lamentablemente las políticas de regionalización y descentralización han sido un rotundo fracaso. Se deben corregir los desequilibrios que está provocando un sistema de financiamiento inoficioso y perjudicial para las comunas de nuestra región a cargo de autoridades ciegas, que no retribuyen el esfuerzo de los trabajadores del norte. El Gobierno nunca va a comprender que tiene que invertir para un real desarrollo con calidad humana, sino que sigue abusando de lo que se lleva de nuestra tierra.

Sólo estamos a la espera que nuevamente nos digan que no habrá un nuevo Hospital para Antofagasta. Ni más empleo para Tocopilla, ni mejores obras para Calama y Taltal. Además de dejar en el olvido, definitivamente a Sierra Gorda, San Pedro de Atacama, Ollague y María Elena.

Sólo sabemos que mientras en Santiago comen pan de molde, baguete, batido, hallullas y hasta colizas, en el norte seguiremos comiendo pan duro.

2 comentarios:

Joaquin Marambio dijo...

Sr Cantero: Olvidese de la descentralización. Salvo que ustedes (el mundo politico me refiero) se ponga las pilas para que realmente funcione, la cosa va a seguir estando como está. Definitivamente creo que para que el sistema fucnione necesitamos un pais federado. solo ahi sera mas facil la descentralizacion. Espero me responda al correo o al Blog

Joaquin Marambio dijo...

Lo invito a mi blog donde he expuesto algo acerca de la solucion para terminar con los males que señala en su comentario

http://comentariosdeactualidadchilena.blogspot.com