DROGAS: MAL DE MALES

miércoles, enero 17, 2007

El país está perdiendo la batalla contra el narcotráfico y el consumo de drogas. Siento que vale la pena analizar las denuncias de amenazas de muerte que han recibido parlamentarios, fiscales, jueces, Alcaldes y pobladores, que alguna vez han denunciado este flagelo. Por primera vez escucho con claridad a una autoridad pública, como el Fiscal Nacional, Guillermo Piedrabuena, señalar que se necesita modificar las leyes.

Es habitual informarse en la prensa, sobre actos y hechos de violencia, baleos, asaltos, asesinatos, robos de vehículos y prostitución infantil y lo cierto es que todos estos hechos no son sino una consecuencia de un problema basal en Chile, el consumo y tráfico de estupefacientes.

Las autoridades públicas, los ministros pertinentes y en general todos nosotros, no tenemos clara conciencia que en el país, el narcotráfico y consumo de drogas, está causando estragos. Pienso que efectivamente no hemos sido capaces de detener el desarrollo de este flagelo social y creo que el remedio será tremendamente caro.

El norte ha dejado de ser un pasadizo para el tráfico de drogas convirtiéndose en un centro de alto consumo particularmente de cocaína y su derivados. Las drogas están golpeando duramente a las familias, a los trabajadores y particularmente a la gente joven que está en las garras del consumo y es desesperante escuchar a los padres que claman por ayuda para rehabilitar a sus hijos.

Me sorprende cuando escucho al Ministro de Interior o a la autoridad de seguridad, vanagloriarse por el éxito en la captura y detención de narcotraficantes y el aumento, de toneladas de drogas decomisada, ya que esto no hace sino, poner de manifiesto, lo que estoy señalando, que es la tremenda gravedad que tiene en la realidad nacional el problema del narcotráfico. Esto sin duda va acompañado de vinculaciones entre el narcotráfico y empresas que están actuando en un marco pseudolícito, que por su características permiten efectivamente el desarrollo de una actividad encubierta y disfrazada.

He pedido al Ministerio del Interior la elaboración de estudios y propuestas que apunten a que el problema sea atendido con la mayor urgencia. Y también solicité una sesión especial del Senado para tratar el tráfico y consumo de drogas en Chile. Hay muchos temas pendientes como la carencia de centros de rehabilitación públicos y privados para consumidores de drogas en nuestra región, en especial para mujeres. Aumentar los recursos económicos estatales a Fonasa y Conace, para que los ciudadanos puedan acceder a “becas” para rehabilitación. Crear una unidad especializada, dependiente de la policía de investigaciones, para el control de sustancias químicas utilizadas en la fabricación de drogas. Mayor dotación de policías antidrogas en pasos no habilitados y la creación por parte del ministerio de educación, de planes y programas obligatorios en prevención del consumo de drogas en jardines infantiles, escuelas, colegios, liceos, institutos, universidades y centros de formación técnica.


Creo que con estas iniciativas y con la reflexión de todos los ciudadanos, podremos empezar a crear conciencia que la droga y el narcotráfico, es el gran mal de males, que viven a diario niños que se prostituyen para comprar un “mono”, jóvenes que son atrapados por este flagelo y familias desesperadas y destruidas al ver que sus hijos, con una “piteada o jalada” pavimentan su camino hacia la desesperanza y muerte.

1 comentarios:

d dijo...

lo único que se puede hacer para paliar los males del consumo de drogas es legalizarlas. En una economía de mercado, y con un producto como este, la prohibición sólo es un impuesto que encarece el producto en un más de un 1000% y además libera al fabricante de cualquier control de calidad. De este modo, quien comercia con droga no sólo percibe una gran plusvalía, sino que puede adulterar como quiera su producto.

Hoy en día, no hay nadie que queriendo tomar drogas no las haya terminado encontrando. Eso demuestra que el prohibicionismo sólo beneficia al traficante.

Legalización de todas las drogas ya!