MÁS VALE TARDE, ¿QUE NUNCA?

viernes, diciembre 29, 2006

Es de público conocimiento que uno de los cuestionamientos y críticas más constantes de los parlamentarios, es la falta de una respuesta oportuna a las peticiones de información que se le hacen a los distintos ministerios o servicios públicos. A raíz de esto es que a través de un proyecto de ley, que cumple su segundo trámite y que será votado la próxima semana, serán sancionados con una multa equivalente a una remuneración mensual, los ministros, autoridades o jefes de servicio superiores que no respondan, en un plazo de 30 días, las solicitudes de antecedentes o peticiones que les haga llegar el Parlamento.

Como una forma de garantizar el cobro de la multa, la Contraloría oficiará directamente a la oficina pagadora del respectivo órgano público o empresa, a fin de que retenga las remuneraciones respectivas y las incorpore a las arcas fiscales.

Asimismo, cuando el Senado o la Cámara de Diputados acuerde pedir al Presidente de la República el envío de un mensaje, éste deberá responder la solicitud, afirmativa o negativamente, por intermedio del ministro de Estado que corresponda, dentro del plazo de 30 días. Y en el caso de que no se respondiera en el plazo fijado, también se aplicará la sanción al ministro que corresponda.

Esta iniciativa contempla una serie de disposiciones que fortalecen considerablemente la función fiscalizadora y legislativa del Parlamento, pues regula de mejor manera las normas relativas a la tramitación interna de los proyectos, a la aprobación de los tratados internacionales, a la calificación de urgencias, al funcionamiento y atribuciones de las Comisiones Investigadoras de la Cámara de Diputados y a establecer el principio de transparencia al promover la publicidad de los actos y resoluciones que tomen los parlamentarios.

El proyecto adecua la Ley Orgánica Constitucional del Congreso, a las nuevas disposiciones de la Constitución, que fijó el principio de transparencia de los actos y resoluciones de los órganos del Estado para terminar con el secretismo existente en nuestro país.

El caso más extremo que me ha tocado vivir ha sido con la empresa estatal Codelco Chile, debido a que en reiteradas ocasiones en las cuales se le ha solicitado información nunca ha respondido los oficios que los senadores hemos solicitado. Posteriormente los organismos con más demora en entregar una respuesta, se encuentra el Consejo de Defensa del Estado, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Justicia y el Ministerio de Vivienda. Actualmente la espera por una respuesta a un trámite va desde los tres hasta los ocho meses y esta demora, daña enormemente la labor parlamentaria, a los ciudadanos que confían en nuestras gestiones para dar respuesta a sus requerimientos de información y a la modernización de Estado, que aún está en pañales.

Por otra parte se encuentran el INP y la Superintendencia de Seguridad Social, como los organismos que no demoran más de un mes en responder lo solicitado.

Ojalá que con esta iniciativa se termine con la abusiva tramitación o nula respuesta de algunos organismos del Estado, que literalmente, nunca responden los oficios. Si a los parlamentarios se les tramita y se les sumerge en la maquinita burocrática, imagínense a los ciudadanos comunes y corrientes. Pero como dicen por ahí: Más vale tarde, ¿que nunca?.

1 comentarios:

consultajuridica de chile dijo...

Esta es una excelente iniciativa en pro de la traansparencia y el derecho a la información.
Pero claro tal como dices si a los parlamentarios no le contestan...que se espera para el común de los ciudadanos.
El Estado ha debido soportar la verguenza de ser juzgado por tribunal internacional por no entregar información.
Carlos : Saludos y felicidaes en compañía de familia para 2007 , siete número importante.
Un abrazo fraternal
Rodrigo González Fernández