DROGA Y NARCOTRÁFICO EN CHILE

jueves, julio 13, 2006


La droga es un rentable negocio. El tráfico y consumo de cocaína, heroína, crack, éxtasis, marihuana, pasta base y otras drogas, sigue aumentando en nuestro país.

Por esto es que soy un convencido que el flagelo de la droga, el narcotráfico y el lavado de dinero o blanqueo de activos, es un problema de seguridad nacional.

Hemos sido testigos que en nuestro país hace falta un trabajo integrado y de estrecha relación y cooperación entre los diversos organismos y servicios como Carabineros, Policía de Investigaciones, Aduanas, Dirección Regional del Territorio Marítimo, Conace, Servicio de Impuestos Internos y la Unidad de Análisis Financiera (UAF) dependiente del Ministerio de Hacienda.

Todo este trabajo mancomunado debe fortalecerse con una coordinación ágil y expedita con el FBI y la DEA. Organismos estatales de Estados Unidos, que cuentan con la información respecto de las grandes redes internacionales, antecedentes indispensables en toda lucha contra las drogas y el narcotráfico.

El consumo de droga, no sólo se resuelve con prevención, sino que se debe actuar sobre el origen del problema, que es la distribución y producción que constituye un verdadero problema para miles de familias.

El Gobierno carece de recursos para atacar de fondo esta problemática y siento que no existe una buena disposición por parte de las autoridades para atender este grave problema de seguridad nacional.

Nuestro país tiene largas fronteras comunes con los países productores de estupefacientes, así como amplias infraestructuras de transporte por carretera y aéreas, además de la marítima, que ofrecen numerosas vías para el contrabando de drogas y precursores.

Se está aproximando el tiempo en que estos corredores no habilitados, sucumben ante la droga, porque existe un mercado ilícito y porque esa misma transacción se paga con droga, por lo cual un porcentaje queda en las ciudades donde se comercializa y consume.

Por eso es que miro con preocupación los corredores y pasos no habilitados, que utilizan los narcotraficantes en el norte del país, donde además no existe la cantidad necesaria de detectives antidrogas para resguardar el sector ni organismos del Estado que actúen de forma integrada.

A modo de referencia en la Segunda Región existen dos unidades de la Brigada Antinarcóticos de la Policía de Investigaciones. La primera que comprende las comunas de Antofagasta, Tocopilla, Mejillones, Sierra Gorda y Taltal, poseen sólo seis funcionarios. La segunda unidad, que comprende las comunas de Calama, María Elena, San Pedro de Atacama y Ollagüe y pasos fronterizos, posee nueve funcionarios. En resumen, 15 funcionarios para más de 700 mil habitantes, dando cobertura a más de 126 mil kilómetros cuadrados.

La realidad de esta brigada es que incluso los policías deben destinar 80 o 90 mil pesos mensuales de su propio sueldo para pagar los planes del uso de celulares que son utilizados a diario en las innumerables diligencias y comunicaciones que deben establecer, para realizar las investigaciones y decomisos. Usan sus autos particulares, debido a que no cuentan con móviles todo terrenos de recambio, usan un catalejo para hacer seguimientos, en vez de un equipo de binoculares de última generación de visión diurna y nocturna. Carecen de computadoras portátiles, equipos para interceptar conversaciones y mapas digitales georeferenciados.

En Arica esta dotación aumenta a cerca de 40 funcionarios, debido al Control Fronterizo de Chacalluta, mientras que en Iquique los funcionarios llegan a 30.

En nuestro país no existe una Unidad de Combate Químico, dependiente de la policía civil, que logre investigar la elaboración clandestina y comercialización no regulada de agentes químicos usados para la elaboración de sustancias psicotrópicas sintéticas, como Ácido N-Acetilantranílico, Ácido lisérgico, Efedrina, Ergometrina, Ergotamina, propanona, Isosafrol, metilendioxifeni, Piperonal, Safrol, Seudoefedrina, Acetona, Ácido Antranílico, Ácido clorhídrico, Ácido fenilacético, Ácido sulfúrico, Anhídrido acético, Éter etílico, Metiletilcetona, Permanganato potásico, Piperidina y Tolueno. Gran parte de ellas usadas en la minería e industrias del norte de Chile y que incluso son comercializadas fuera del territorio nacional, principalmente a Perú y Bolivia.

Según el Informe Anual de Estrategia Internacional de Control de Narcóticos (INCSR) publicado el 1 de marzo de 2006 detalla que “el Gobierno chileno sigue considerando que el lavado de dinero no constituye una amenaza significativa. Las rigurosas normas de protección del secreto bancario que enfatizan los derechos de privacidad, han sido interpretadas de manera amplia y obstaculizan los esfuerzos chilenos para identificar y combatir el lavado de dinero y el financiamiento de grupos terroristas. Existe abundante evidencia de que la buena reputación de Chile y su deficiente fiscalización reglamentaria, están atrayendo a una cantidad creciente de lavadores de dinero, especialmente en la zona franca del norte del país y en el sector de las casas de cambio. Pareciera ser que el lavado de dinero en Chile está relacionado principalmente con el tráfico de estupefacientes”.

Ya en 1996, un estudio de Naciones Unidas revelaba que en Chile "se lavaban mil millones de dólares anuales". En 1998, la Comisión Andina de Juristas, nos ubicó en el segundo lugar, después de Colombia, con más de dos mil millones de dólares anuales en el lucrativo negocio. Es fácil sacar cálculos después de 10 años de estos estudios y determinar cuántos miles de millones de dólares se “blanquean” en nuestro país, producto del narcotráfico.

"Chile se ha convertido en un atractivo mercado, además de puerto y punto de embarque para Estados Unidos y Europa. Un kilo de marihuana prensada se transa en unos mil 500 dólares, muy por encima del valor que adquiere en otros países. Siendo Iquique la puerta al narcotráfico. En Tacna un kilo de cocaína cuesta mil 600 dólares, mientras que en Arica alcanza los tres mil 200 dólares. La variación se explica por la "eficiencia de los controles aduaneros", según las autoridades, pero también responde a que la calidad de vida y el producto per cápita son distintos en ambas naciones. Lo cierto es que el 70 por ciento de la cocaína y la pasta base que ingresa a nuestro país lo hace por los pasos fronterizos y puertos de la Primera y Segunda Regiones".

En el último tiempo la cantidad de detenidos y de decomisos ha aumentado: y esto tiene dos lecturas, o la policía ha sido más efectiva o los narcotraficantes han ingresado más droga. Pocos recuerdan las denuncias que he venido realizando durante ya, largos años, por la falta de personal y tecnología con que cuentan las policías especialista en drogas.

El Jefe de la Drug Enforcement Administration, (DEA) en Chile, James Kuykendall, ha urgido la creación de una unidad antidrogas en el límite norte chileno ante el incremento del tráfico de drogas provenientes desde Perú y Bolivia y que tienen como destino a Estados Unidos y Europa.

El jefe de la DEA en Chile, recordó un informe del Departamento de Estado de los Estados Unidos, que advierte que los tratados de libre tránsito de Chile con Perú y Bolivia permiten que cargas de esos países ingresen a nuestro país, sin ser revisadas en los puertos de Arica y Antofagasta.

De acuerdo a cifras oficiales el número de procedimientos policiales en el norte de la país, ha crecido en más de un 100% entre el 2003 y el 2005. Las cifras evacuadas por el Ministerio del Interior, revelan un aumento de 169% en los decomisos de cocaína durante los últimos años. Estados Unidos también destaca que el 2005 el país logró la incautación de cinco toneladas de cocaína y sus derivados.

James Kuykendall, aseveró a un diario de circulación nacional, que la propia Directora de la DEA, Karen Tandy “cuando estuvo aquí el año pasado, habló con el Presidente Lagos sobre este tema, habló con el Ministro Insulza sobre este tema, habló con el General Cienfuegos, habló con Guillermo Piedrabuena, habló con Arturo Herrera y habló con el Almirante Martínez. Es decir, la autoridad más alta de mi institución, habló con las autoridades más altas de todas las instituciones chilenas”.

Me quedo con las palabras de James Kuykendall, quien es enfático en señalar que la decisión de crear una nueva unidad, es de las autoridades chilenas. “Nadie gana nada trabajando individualmente en esta lucha. No es una nueva policía, no es una nueva agencia, sino que es un compromiso para trabajar el uno con el otro”.

Les dejo un link interesante sobre casos de narcotraficantes operando en Chile

http://www.soberaniachile.cl/norte4.html

4 comentarios:

Betroyer dijo...

Un tema importante en el descenso del tráfico de drogas es el bajo consumo. Hoy el CONACE dio a conocer los resultados de la última encuesta nacional sobre consumo de drogas en escolares. En la Segunda Región, más precisamente en Calama, la prevalencia de la evolución del consumo de marihuana y cocaína bajó considerablemente, ¿por qué? Según los jefes de servicio de programas relacionados con la prevención, la clave es la aplicación de estas políticas en el 98 por ciento de los recintos educacionales de la comuna y el constante apoyo a los grupos más vulnerables.

Algo de razón tienen, porque el índice de riesgo ante las drogas subió...

Más allá de cifras lo concreto es que el trabajo de las policias ha sido excelente. Las incautaciones efectuadas en la frontera han superado los records del año pasado, lo cual es positivo, pero a la vez preocupante, porque se detectó un aumento en el paso de "burreros" por pasos no habilitados.

Muy bueno su análisis geopolítico sobre la problemática.

Buck dijo...

Hola colega:

Me encanto este blog me gustaria que usted entrara al mio y plasmara sus opiniones o ideas.
mi blog es www.master-lan.blogspot.com

Gracias.

Saluda atte Buck.-

Buck dijo...

Hola colega:

Me a encantado su blog me gustaria que usted visitara el mio y dejara su comentario.

Pd: mi blog es; www.master-lan.blogspot.com

Saludos,Buck

jaime aguilera dijo...

señor sabe que en vez de querer seguir restringiendo a la sociedad deberia ponerse a pensar el porqué la gente consume drogas. la gente no es tonta y sabe lo que hace. si quieren consumirlas es por algo y son libres. yo fumo marihuana a diario y tengo una vida espectacular. por culpa de gente como usted no tenemos la libertad de expresar nuestro agrado a las drogas y a las distintas sensaciones placenteras que estas producen. aunque sigan con sus programas prohibisionistas nunca van a eliminar el placer que producen. mientras existan los humanos existira la necesidad de buscar algo mas y tratar de ser mas feliz. su juego es de pendejos que no quieren dejar al resto en paz.