ESTRATEGIA COMUNICACIONAL

miércoles, mayo 10, 2006

Los medios de comunicación tienen sus propias características las que deben ser conocidas para hacer que las estrategias comunicacionales sean eficaces, asegurándonos alcanzar los beneficios directos e indirectos de la exposición mediática que, por cierto, pueden ser positivos o negativos. Quienes manejan y administran más y mejor información pueden generar ventajas; lo que tiene importancia atendido el volumen creciente de información que se genera y que se transforma en el cuello de botella que hace estériles los esfuerzos comunicacionales que no son coordinados.

En particular la televisión, el más influyente de los medios, busca conocer y explotar los gustos de las personas para alcanzar la audiencia lo más amplia posible ofreciendo lo que se ha denominado “la demagogia de lo espontáneo”, retazos de la realidad a menudo extremas, que son respuesta a una especie de voyeurismo, exhibicionismo que demanda y consume nuestra sociedad. Todo esto debe considerarse al definir nuestra participación en la competencia medial, aprovechando equilibradamente cada medio, distinguiendo las especificidades, evitando excesos que resultan más dañinos que beneficiosos.

Informar implica siempre una elaboración social de la realidad capaz de provocar la movilización social. La TV, que pretende reflejar la realidad, acaba convirtiéndose en un instrumento que crea una realidad. Los actores sociales o políticos con mayor manejo medial se preparan, de cara a la especificidad del medio, usando algunos trucos: disfraces, mascaras, desbordes histriónicos, etc., manifestaciones que por su naturaleza despiertan el interés de la gente de la televisión. En la competencia informativa se observa homogeneidad y dependencia editorial, es conocido el proceso de retroalimentación entre los diversos medios, la lectura de diarios en la TV, o diarios que recogen en sus titulares la pauta noticiosa que definió la noche anterior el editor del noticiario televisivo, y las radios interactúan con estos procesos noticiosos complementariamente.

La política debe optar entre ejercer un liderazgo de las ideas o someterse a la tendencia de las encuestas. La ciudadanía está sometida a veloces cambios y enormes presiones informativas, la paradoja está en la lentitud adaptativa que mantiene al margen de ese proceso a la política, lo político y los políticos.

1 comentarios:

consultas dijo...

El mundo cambia, las sociedades cambian a velocidades impresionantes, la democracia cambia las exigencias del ciudadano a sus parlamentarios son mayores; las respuestas legislativas deben ser más precisas y perfectas

Crear un “Servicio de Investigación Parlamentaria; porque para que cumpla con su papel de manera efectiva, la legislatura requiere de un servicio de investigación que provea la información y los análisis necesarios para tomar decisiones bien informadas.
Carlos: ¿existe en Chile un sistema de esta naturaleza?
Saludos Rodrigo González Fernández, consultajuridica.blogspot.com