ELECCIONES COMPETITIVAS EN RN

sábado, abril 22, 2006


Muchas veces olvidamos que en política como en la economía los incrementos de cuotas de mercado o de potencial electoral dependen de la valoración de la demanda, más que de lo que haga la oferta.
La cultura política de Centro-Derecha confía en el mercado y la competencia se asume como el mejor mecanismo para una óptima asignación de recursos. Sin embargo, esta lógica es cuestionada cuando se trata del sistema electoral: se valida la lógica de la democracia protegida, limitante de la competencia electoral, lo que denota una falta de confianza en la decisión ciudadana y en nuestro proyecto político.
Asumiendo que el tema de los sistemas electorales no involucra una cuestión de principios, el tema consiste en dilucidar como podemos generar ventajas competitivas, asumiendo que ello exige una voluntad de cambio cultural interno para sintonizar con lo que demanda la gente, de tal manera de alcanzar una mayor rentabilidad electoral. - No hay democracia protegida que pueda librarnos de las derrotas cuando hacemos las cosas mal y otros las hacen mejor. En esta materia siento que, como sector político hemos practicado una cultura acomodaticia, intentando ganar ventajas fáciles amparándonos en sistemas proteccionistas Frente al cambio en el sistema de elección de alcaldes no hemos sabido reaccionar con eficiencia y oportunidad.
Frente a los malos resultados, responsabilizamos al cambio del sistema, pero no hemos asumido que debemos seleccionar mejor a nuestros candidatos, y desarrollar una estrategia de sector. Perdimos un número importante de alcaldes en la última elección, por una razón muy simple, los candidatos de la Concertación sacaron mejores votaciones que los nuestros, es decir ganaron los que obtuvieron más votos y perdieron los que obtuvieron menos preferencias y como es obvio esa es la esencia de la democracia.
Como partido, Renovación Nacional, ha avanzado. Nuestros parlamentarios no necesitaron protección ni cuoteos, ganaron sus cargos en elecciones competitivas y nuestro abanderado presidencial pasó a la segunda vuelta legítimamente, lo que ha traído nuevos aires, mejorando nuestra confianza, elevando la autoestima y personalidad partidista.

0 comentarios: