HACIA LA DEMOCRACIA DIGITAL

jueves, agosto 25, 2005


La revolución en las tecnologías de información y comunicación está cambiando el mundo, emerge un nuevo espacio, surgen nuevos territorios fruto de la virtualidad digital, lo que obliga a la adopción de nuevas formas de relación, la implementación de nuevos procesos en diversas áreas del quehacer social. La implantación de tecnologías de la información está transformando la forma como los gobiernos se relacionan con sus ciudadanos. Ciudades y ciudadanos del Siglo XXI demuestran ser particularmente aptas para dar a la democracia digital la oportunidad de ofrecer a los ciudadanos una nueva vía para interactuar por medio de Internet con su gobierno.

Ello demanda políticas públicas que prioricen el desarrollo de este tipo de infraestructura, que aceleren el proceso de democratización del acceso a este tipo de tecnologías a todos los sectores socioeconómicos, con un fuerte énfasis en los sectores más pobres, adecuando el sistema educacional para la alfabetización digital, no solo a la educacional, sino también a la comunidad con sistemas abiertos, aprovechando la capacidad instalada, habilitando la convergencia público privada en esta iniciativa, implementando sistemas tributarios con un cierto grado de flexibilidad que potencie la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas hacia este tipo de esfuerzos, implementando franquicias tributarias para el efecto y construyendo subsidios estatales que se orienten hacia este fin.

Gobiernos locales y grupos sociales civiles en todo el mundo se están modernizando para mejorar la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, para acrecentar la transparencia y el buen gobierno y para organizar de forma más efectiva a los diversos grupos de opinión. El resultado es que Internet permite a las autoridades locales llegar a sus ciudadanos con servicios e información y además darles la oportunidad de opinar sobre las decisiones que atañen a los asuntos públicos. En el ámbito del gobierno nacional se avanza a paso firme y en forma decidida hacia la utilización de estas poderosas herramientas de información y comunicación, para acelerar los procesos, hacerlos más transparentes, abrir amplios espacios a la participación ciudadana, donde se ofrece a la gente servicios e información de forma directa, con fácil acceso y sin la burocracia propia de los gobiernos.

En la actualidad se espera que toda comunidad o ciudad moderna disponga de una infraestructura WEB, las comunidades más avanzadas abren espacios públicos de señal de Internet gratuita, aprovechando las diversas tecnologías inalámbricas (wireless), lo que se ve ampliado por los esfuerzos de espacios wireless en campus universitarios, colegios y escuelas públicas, aeropuertos, hoteles, malls y diversas zonas que potencian aún más el uso de estas herramientas.

Ahora se avanza hacia la utilización de Internet en los procesos electorales, incluyendo el voto por Internet. ¿Pueden las ventajas aportadas por Internet infundir nueva fuerza a la democracia local al fomentar una eficaz comunicación con los ciudadanos?. Mientras la última palabra aún debe ser dicha, existen nuevos e interesantes experimentos de democracia digital que son indicativos de la capacidad de la actual Tecnología de Comunicación e Información para reforzar la democracia local. Métodos de consulta innovadores ya han demostrado su eficacia. Votar vía Internet parece un hecho inevitable en el futuro próximo como válida alternativa a hacerlo personalmente o por correo. Es obvio que estos cambios tecnológicos han abierto nuevos campos que permiten consolidar el ejercicio de la democracia.

1 comentarios:

consultas dijo...

Estimado Senador Cantero: ud es un admirador de las TIC y es un caso raro en la política chilena. Hay excepciones como el Senador Flores y otros que se relacionan muy bien via Internet y sus derivados. Pero el grueso de los parlamentarios en Chile son absolutamente ignorante en estas materias. Con todo, el trabajo personal en política, el contaco con la ciudadanía parece que no se va aún.
Ahora falta mucho para el ciudadano común tenga acceso a las redes, sin embargo esto va creciendo día a día y no estará lejos el día que votemos por internet. También es digno de elogios los esfuerzos del Senado en este sentido y hoy tenemos un Senado Ciudadano que debería difundirse más aún y falta la "Cámara Ciudadana" más activa
Saludos Rodrigo González Fernández, consultajuridica, blogspot.com