EL DESAFIO DEL CAPITAL SOCIAL

miércoles, julio 27, 2005


El aumento de conductas equívocas y los problemas de seguridad ciudadana, como el incremento de la delincuencia, el tráfico de drogas, los homicidios y suicidios, son consecuencia de un excesivo individualismo en la actual sociedad. Esto se agrava por los cambios en el rol del Estado, graves iniquidades en servicios como salud y educación, la falta de empleos para motivar a la juventud, escasez de redes de solidaridad y colaboración en los barrios y comunidades.
Se comprueba un stress social, derivado de la competencia excesiva, la falta de conductas de colaboración y la escasa valoración de la solidaridad. Junto a ello se produjo en las últimas décadas una alteración en el rol de la familia y en su estructura, lo que se refleja en la aparición de familias monoparentales, casi el 50% de los hijos nace fuera del matrimonio, en un hogar con madre o padre soltero, el incremento de los casos de irregularidad familiar y la alteración del principio de autoridad.
La causa basal de estos problemas radica en el escaso Capital Social, lo que se expresa en la escasez de relaciones sociales y cooperativas basadas en normas de reciprocidad y honestidad, en valores como la confianza, colaboración, prestigio, pertinencia y compromiso. Esto era reconocido en los barrios de cada comunidad y se reflejaba en la seguridad, en los lazos de confianza social y la capacidad para reaccionar colectivamente a los desafíos del entorno.
El desafío en el país consiste en fortalecer el Capital Social, los lazos de efectividad, el manejo de las emociones, disciplina y responsabilidad cívica, que la autoridad pública destine los recursos necesarios para revertir esta tendencia. El aumento de los delitos, homicidios y suicidios, no ocurren por azar, sino por pautas conductuales equivocadas, por inadecuadas políticas públicas, un deterioro valórico en la sociedad, la disfuncionalidad familiar, iniquidad social, inadecuada administración de justicia e ineficiencia policial, que afectan a la sociedad de hoy.

6 comentarios:

rankawito dijo...

Felicitaciones por su iniciativa de expresar sus ideas a través de su blog. Creo que estos métodos innovadores permiten a la ciudadanía conocer a nuestros parlamentarios mediante la apreciación de sus pensamientos, más allá de los medios de comunicación que los sesgan casi siempre. Si bien no compartimos las mismas ideologías políticas, creo que debemos aprender a fometar un debate desde todas las posiciones para así contribuir al fin que sí compartimos: el desarrollo, en todos los sentidos, de nuestro país. Ojalá le traspase el dato a sus colegas y ellos también se animen. Un afectuoso saludo.

paolo t.s. dijo...

Creo que cuando se trata de ciertos delitos y en algunos casos se puede hablar de algo que se puede combatir con mas apoyo o mas accion social, por ejemplo hay delincuentes que lo hacen por necesidad, o bien gente que ha tenido experiencias super traumaticas que termina convertido en homicida. Pero la percepcion que tengo es que en Chile no hay un sentido de justicia o no la ha habido hasta ahora. La gente percibe la justicia como injusta, parcial y ademas blanda en algunos casos y dura en otros. El entender a un criminal no tiene por que justificarlo. Sobre todo la persona que es victima no tiene porque entender que al criminal se le comprenda mas que a ella. No hay que confundir rehabilitacion, comprension o cariño con dejar la funcion que tiene la justicia, que es proteger a las personas de los delincuentes o los criminales, que son peores que los primeros. Las victimas no son responsables de que las violen, las maten o las amenazen en la calle con un estoque. En lo que si estoy de acuerdo es que a ciertos delitos mneores se les castiga muy fuertemente y se les pone al mismo nivel de los asesinos o violadores, no me parece que rayar un muro o un auto sea un gran delito, por mucho que se sienta el dueño del muro. Si lo es matar a una persona o provocarle daños graves o permanentes, como los tarados que le lanzan piedras a los autos en la carretera. Es cosa de mirar la blandura con que se ha tratado a los torturadores y a los responsables de ese tipo de cosas.

Jeannette Jalil dijo...

Felicitaciones por su blog, un blog aumenta la posibilidad de contacto directo, puesto que una de sus características principales es dinamismo. A ello agregarle cercanía y facilidad. Da gusto saber que ahora podemos tener una comunicación bidireccional con usted Senador. Seguiré leyendo su blog.

Saludos.,

Jeannette Jalil

P.D. Hoy escribi un post sobre los blogs de políticos. Mencionandoño por supuesto.

Jeannette Jalil dijo...

Felicitaciones por su blog. Que bueno saber que un senador de la Republica este tan al día con las nuevas herramientas que permiten que la comunicación hoy sea bidireccional. Los weblogs han aumentado la posibilidad de contacto entre el candidato –Usted- y los electores –nosotros- , seguiré leyendo su blog y estaré atenta a sus propuestas.

Saludos.,

Jeannette Jalil

P.D Hoy escribí un post sobre los blogs y la política, mencionandolo a Usted por supuesto.

tobalin dijo...

ME encantó esta posibilidad de acceso a un Senador. Muy buena idea, felicitaciones.

Quiero plantearle un tema que me ha hecho pensar últimamente: LA NECESIDAD DE RECONOCIMIENTO CONSTITUCIONAL DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS.

Lo planteo de manera bastante rápida y subjetiva en este link, ojalá pueda leerlo, es poco.

http://tobalin.blogspot.com/2005/08/son-chilenos-no-s_112312444458348718.html

Pablo Reyes A. dijo...

Soy un convencido que el desarrollo de Capital Social es una de las formas de generar mejor y mayor desarrollo para nuestro país.
Me alegra mucho conocer sus planteamientos respecto al tema, y más aún por que veo un Ud. un representante de una derecha dispuesta a conversar a coordinarse en pos del desarrollo de las personas y los territorios.
Yo, desde una posición política distinta, busco en mi trabajo lo mismo, y conincido plenamente en muchas de sus miradas.
Gracias por aportar esta mirada enriquecedora de la discusión, muchas veces chata, acerca de nuestra sociedad.
Lo invito a visitar mi blog. www.pabloreyes.blogspot.com