CHILE: A CAMBIAR POLITICA HABITACIONAL

domingo, julio 03, 2005


Pienso que ha llegado la hora de cambiar la política habitacional del Estado de Chile, específicamente lo referido a las viviendas sociales. Esto va más allá del gobierno de turno. Debiera reemplazarse esa política con un amplio consenso social y político. No es posible resistir, sin vergüenza, ese atropello a la dignidad de las familias chilenas. Esa verdadera estafa a la fe pública, realizada con el aval del Ministerio de Vivienda en representación, no del gobierno, sino del Estado de Chile.
No se privilegia calidad sino cantidad, no se aprecia un real y sincero compromiso con el tema, sino más bien la intención de mostrar números para los discursos presidenciales. Las soluciones habitacionales son una inconsecuencia con el concepto de familia, no hay espacios para la comunión familiar, ni siquiera para la mínima intimidad matrimonial. Se ha impuesto un concepto equívoco de vivienda, algo asi como de garaje para guardar el recurso humano. Pero, estamos lejos de la vivienda digna a la que los chilenos aspiran, con la concepción de un auténtico hogar para cobijar una familia, con la dignidad y confort mínimo. Siento que el Estado, es decir, todos nosotros, con esta negligencia permisiva, amparamos un verdadero atropello a los derechos humanos de las familias más pobres de nuestro país, que solucionan por esta vía su problema habitacional. Es verdaderamente dramático comprobar la mala calidad de muchas de estas viviendas. Son muchas las casa COPEVA, son muchas las empresas Copeva, que existen en el país con distintos nombres. La pregunta que golpea la conciencia de millones de chilenos es ¿Qué pasó con la fiscalización técnica del Servicio Público?, ¿Cómo se puede intentar justificar lo injustificable?
Hoy el tema está centrado en la pésima calidad de las viviendas que han recibido miles de chilenos, en ¿Cómo garantizar mejores normas y estándares de calidad?, en ¿como lograr una mejor fiscalización de los entes estatales?. Me pregunto si será posible implementar a nivel nacional un programa que permita, en forma expedita y como política pública, el acceder a un “programa habitacional escalable”; es decir, que cada familia pueda ir cambiando su programa habitacional, a medida que cambian sus condiciones y realidades familiares????.

Este no es un problema fácil, ni solo de responsabilidad sectorial, por el contrario, es un tema transversal que cruza muchos sectores. Tiene que ver no solo con una política de vivienda, sino que alcanza a definiciones de Estado como, por ejemplo, la descentralización que vaya a impulsar el Estado, ¿como vamos a empoderar a nuestras regiones?, ¿que política demográfica quiere seguir el país?, ¿como vamos a darle a Chile un desarrollo equilibrado y armónico, con equidad territorial e interpersonal?, ¿como estimulamos una mejor distribución del capital humano, orientándolo hacia regiones, para detener el explosivo crecimiento de Santiago o la Región Metropolitana?, ¿Qué incentivos pueden ser beneficiosos para estos fines? El tema apenas se enuncia ¿¿¿Cuáles son sus opiniones y visiones sobre este sensible tema?? , ¿¿ Si visualiza soluciones por que no las aporta????

6 comentarios:

LuluciTa dijo...

uf!! al fin encuentro su blog!!
En primer lugar quiero felicitarlo, ud., Sebastián Piñera, Lily Pérez, Andrés Allamand representan mucho para mí. Más bien "me representan".
Estoy infinitamente de acuerdo con las inquitudes que plantea. Me violenta ver las casas indignas de la gente "beneficiada" por el gobierno, quienes se han ilusionado y han juntado sus pesitos para verse estafadas. Es patético. Cómo no va a haber algún sistema que estudie las condiciones mínimas de calidad para dichas viviendas, y finalmente una fiscalización en terreno!!.
Hace unos días leí, a propósito de los deterioros de esas viviendas con motivo de las lluvias, a un blogger que proponía una suerte de reality, en el cual quienes se han enriquecido a costilllas de esas pobres personas con sus mugres de construcciones, se fueran a vivir unas semanas a ellas. Así como un intercambio de casas por unas semanas. Interesante. Si consideran tan buenas sus construcciones y las defienden, no habría razón para oponerse a vivir un tiempo en ellas no cree?.
Actualmente me encuentro estudiando para mi examen de grado razón por la cual no he podido actuar muy activamente en la campaña de Sebastián; pero tengo una serie de comentarios o tal vez críticas constructivas sobre la campaña. De partida: su página (cantero.cl) es un millón de veces mejor que la de Piñera (sebastianpresidente.cl), mucho más cercana, más dinámica; eso da tb una imagen del tipo de político que se es. Podría pasarle el dato de su webmaster, para comenzar!!

pd.: Mi pololo es ppd y como una semana diciendome que había visto en varios programas a un parlamentario de derecha que le había encantado...cuando lo vimos juntos en el termómetro me decía "ese!ese!". En todo caso yo ya le había dicho que seguramente se trataba de ud. Vamos por esos votos del "otro lado" (aunque ya no se sabe muy bien qué lado es cuál :S)

Pedro Pablo dijo...

Como muchos(prefiero pensar que somos muchos) jóvenes con algo de conciencia social, siempre me alegré cuando se anunciaba que se erradicaba otro campamento, que se construían nuevas "viviendas sociales"(es ilustrativo que ni en la jerga popular se les llame casas).

Siento que hay un deber ético en sentirse escandalizado(esa es la palabra, escandalizado, o sea, que produce una molestia intolerable, o que al menos debería) frente a cualquier campamento, y a todo lo que una mediagua siquiera conlleva.

Pero mi escandalización se ha hecho aún mayor(sí, mucho mayor), cuando he podido constatar en los últimos meses la pésima calidad de las "viviendas sociales". Basta verlas para entender que no basta erradicar el campamento, sino que hay que barrer con la escoba también los efectos que ocacionan estos, y en el standard de "vivienda social" actual se está muy lejos de lograrlo: no hacen más que contribuir al hacinamiento, y junto a eso vienen muchos problemas terribles, desde la falta de los medios para desarrollar la comunidad familiar, hasta el abuso sexual.
En el colegio tuvimos la experiencia de trabajos de fábrica, en que vivíamos una semana como un obrero, con una familia obrera, y eso significó que dormí la semana entera en un bloc. Y, puedo dar fe, aunque eso sí reconociendo la tremenda calidad humana de la familia que me recibió, que el hogar que ellos habían logrado no era en ningún mérito del estado y de sus "viviendas sociales".


Vuelvo a repetir. Como joven me siento escandalizado, y creo que todos tenemos el deber de sentirnos así. No es que nos parezca mal, con eso no basta. Se trata de sentir una molestia intolerable, que nos cala en lo más profundo de nuestras conciencias.

Espero que se logre poner el tema en la agenda pública, especialmente considerando el año eleccionario que se avecina.

Alberto Precht dijo...

Estimado Senador, primero que todo lo felcito por su blog, abrir espacios de discución como estos hacen que tengamos uan mejor política y soñemos juntos Chile,no comparto su posición política, pero respecto a etse tema también me indigna lo que sucede con las viviendas sociales, más cuando ayer el Pdte Lagos tuvo una desafortunadas declaraciones diciendo poco más que las fallas se debe al error estadistico.
Yo vivo en Peñalolén y llevo años trabajando en distintos campamentos, da lastima darse cuenta como vuelven de las villas hacia ellos, por que objetivamente muchos viven mejor en un campamento que en una vivienda social, ME INDIGNA realmente que no podamos darles a nuestros vecinos una solución decente, yo soy el primero en apoyar cualquier iniciativa, ya que una sóla familia que se llueva nos debe quitar el sueño.

El Autor dijo...

El sacar los temas reales a la discusión pública me parece una etapa de sanidad política admirable.No desconozco la abnegada labor que se realiza en el Parlamento y fuera de el, mas creo, que hay una dinámica perceptual mal enfocada.
Creo que el Congreso debe ser un lugar de reflexión sobre estos temas, al más alto nivel. No puede ser que tengámos 3 I.P.O.M. al año y ningún Informe de Politica de Desarrollo Urbano, ante la comisión de Vivienda y Urbanismo, en el Senado.
Insisto, creo que están desbalanceadas las prioridades en el mediano y largo plazo.

El tema de en referencia, tiene desde ya una mala lectura. Ministerio de la Vivienda, Urbanismo y Bienes Nacionales. De URBANISMO, o sea de la Urbs, jamás tuvo algo. O sea, las viviendas nunca se convirtieron en Hogares, en conjuntos que alimentaran la vida familiar.
En una reducción simplista, desde la creación de la CORVI, con los prototipos 1010 y 1020, que eran idénticos para Arica y Puerto Montt, no existió evolución alguna.
Los ejemplos Holandeses e Ingleses en esta materia son notables, y habría preferido que de las cuantiosas asesorías, alguna hubiesen recaído en el MINVU, para revertir lo por usted planteado.

Saludos

http://www.arquiform.blogspot.cl

JLVEGAPI dijo...

un Senador...y con blog?!!!
tenia que ser (una vez más) del norte (y de mi región).
Lo felicito.
jlvegapi

Anónimo dijo...

le presento mis saludos y respeto!! soy un estudiante de economia de la unvesidad de carabobo en venezuela y estoy en proceso de prensentar la tesis, que esta referida a las politicas habitacionales implemetadas por los gobiernos latinoamericanos, y el fin de este mesaje espedir su contribucion con respecto a informacion sobre la politica de chile y sus resultados, le agradezco de ante mano tanto a usted como a cualquier persona que se anime a constribuir con nuestra investigacion, podrian escribirnos a los siguientes correos: leftem26@hotmail.com o a oriellachersoni@hotmail.com