DESARROLLO DE CHILE: ¿COMPLACENCIA O MIOPIA?

jueves, junio 30, 2005


Me parece que los criterios vertidos por Michael Porter, durante su visita a Chile, han sido muy acertados, realistas y oportunos, coincido plenamente y, por lo demás, desde hace ya un buen tiempo que vengo planteando que si nuestro país no define estrategias adecuadas, irá perdiendo su competitividad.
Los chilenos estamos muy orgullosos de los reconocimientos que se hacen a las modernizaciones económicas, y nos hemos embobado con aquello, sintiéndonos satisfechos de nuestra posición relativa con los países vecinos, pero, lo cierto es que esas comparaciones no son sino muestra de mediocridad, ya que evitamos medirnos con las ligas mayores.
No hemos seguido concordando estrategias y modernizaciones que nos permitan mantener nuestras ventajas. No estamos articulando políticas públicas que permitan al país avanzar en competitividad para mejorar nuestra posición relativa, la que se está deteriorando.

Ha este ritmo de crecimiento (6% anual) será imposible lograr el objetivo de constituirnos en país desarrollado en el bicentenario, principalmente debido a que tenemos un sistema educacional retrogrado, que no guarda relación con los requerimientos actuales, generando un recurso humano mal preparado y de escasa productividad, con competencias que no están en concordancia con la nueva sociedad. No hemos enfocado nuestra estrategia para fortalecer adecuadamente a las Pequeñas y Medianas Empresas y una educación universitaria que se ha transformado en un mercadeo de títulos profesionales sin relación con la transferencia e innovación tecnológica que la empresa necesita.
Chile requiere espacios para la reflexión donde se produzca la convergencia público-privada, donde se haga análisis prospectivo y se diseñe la planificación estratégica para el desarrollo nacional. No es pesimismo, sino realismo, no pretende ser una critica a nada ni a nadie en particular. Como diría un joven chileno ¡¡ Es lo que hay !!.

Sinceramente, creo que todavía estamos a tiempo para corregir y retomar nuestras opciones para dar un salto en el desarrollo. Pero, se requiere un nuevo enfoque en el liderazgo, especialmente un cambio en la política y los políticos, dejar atrás el sectarismo, el partidismo y el compadrazgo, debemos cambiar los hábitos que caracterizaron el desarrollo en la sociedad industrial, para avanzar hacia los elementos que demanda la sociedad de la información y el conocimiento. ¿Que aportes puedes hacer a esta reflexión?

EL INDIVIDUO Y SU RELACIÓN CON EL ENTORNO DIGITAL

martes, junio 28, 2005


Nadie tiene dudas respecto del espacio físico, el individuo y el entorno en el que éste se desarrolla; pero no existe la misma certeza en lo relativo al individuo y su relación con el entorno del mundo digital. Lo vemos, por ejemplo, en la Internet, donde el sujeto, en paralelo a su vida analógica, física, tiene una vida, una interacción, un intercambio con otros sujetos en el marco del mundo digital.
Allí emerge una primera dimensión de estos temas, que, en mi opinión, todavía no han sido adecuadamente asimilados. Pero, además, hay un medio, un entorno, un territorio también intangible: el espacio mediático; es decir, lo que surge de una señal donde convergen el audio y el video y que es lo que entendemos como televisión, la cual evoluciona, por cierto, hacia los elementos multimedia.
Y así como en el espacio físico se exige que la interacción y la convivencia se orienten en función de criterios de democracia, si hay otro espacio donde no existe ni la más mínima orientación democrática -por mucho que se hagan gárgaras con estos conceptos- es, precisamente, en el ámbito de lo que se denomina "televisión" o "mundo mediático".
Porque allí la existencia o no existencia depende del interés comercial, del interés editorial o del interés político del editor del medio de comunicación de que se trate. Ahí sólo tiene espacio quien es funcional a esa línea y desaparece el que no se enmarca dentro de ella.
Eso me parece muy relevante porque, efectivamente, lo que enseñan Piaget, Vigodsky y otros psicopedagogos es que el individuo entiende, aprende y percibe en función referencial con su entorno. Así, un niño criado en un ambiente de violencia, de vulgaridad, de excesivo erotismo, en su mapa o estructura mental entiende que ése es su entorno. Y esto no es algo que esté inventando yo, sino que corresponde a parte de la esencia del pensamiento de grandes psicopedagogos del mundo contemporáneo.
En consecuencia, surge un concepto derivado de un elemento que tiene que ver con los principios democráticos. En la Internet, sin embargo, la situación es la inversa. Hay multiplicidad de espacios y de oportunidades para que cada individuo participe y pueda interactuar con otros con entera democracia. Esto no ocurre en el mundo mediático.
En otras épocas, en particular en la era agraria o en la sociedad industrial, el mapa mental del sujeto, su formación, su estructura cognitiva dependían fundamentalmente de lo que escuchaba, y en instancias posteriores, de lo que leía. Hoy desarrolla su mapa cognitivo en función de múltiples elementos que son parte de un metalenguaje que cada día converge con mayor velocidad hacia la expresión del video, el audio y los datos en conjunto, en un solo espacio, en una sola dimensión, que es el mundo digital.
En consecuencia, siguiendo la lógica de los psicopedagogos, el mapa mental de las nuevas generaciones efectivamente da cuenta de la falta de capacidad para leer en forma adecuada. Y pronto, en muy pocos años, vamos a percibir con claridad -los actuales estudios ya muestran que nuestros niños, jóvenes y adultos no entienden siquiera las indicaciones de un recetario- dificultades de orden lingüístico.
Porque la semántica está cambiando, producto de esta revolución y de la, en mi opinión, inadecuada comprensión de esos problemas. Por tanto, se produce allí una falencia en el mapa mental de los individuos que me parece relevante destacar. Por eso, las políticas públicas no pueden permanecer ajenas a tales situaciones, pues, sin duda, el relativismo ético y el relativismo valórico comienzan a ejercer presión sobre el mapa mental de los sujetos y a marcar tendencias bastante preocupantes.
En el ámbito educacional, suscita gran inquietud la violencia al interior de los establecimientos. Me pregunto: ¿qué sorpresa puede haber en ello si la estructura mental del individuo y su marco referencial con el entorno configuran una relación de exacerbada violencia? Y la cultura light, la falta de espacios -que la gente, por fortuna, ya está reclamando en estas primeras encuestas de opinión-, son, asimismo, aspectos dignos de ser considerados.

Otro tanto ocurre con el vocabulario. Basta leer hoy las interacciones en los apuntes de nuestros jóvenes para comprobar que existe un desarrollo semántico enteramente nuevo, incomprensible para la gente formada en la sociedad industrial, donde la interacción tenía una dimensión muy distinta. Por consiguiente, hay un enfoque semántico diferente por completo en la interacción gestual y comunicacional de los muchachos.
Otro elemento preocupante en el informe se refiere al tema de la sexualidad. En verdad, existe un relativismo ético que alcanza hasta a los canales de televisión que dicen tener una concepción religiosa, algunos incluso católicos. En ellos se exacerba el relativismo sexual, con un enfoque utilitario, con una visión degradada del ser humano que me llama la atención porque no guarda ninguna relación con la coherencia que se espera de canales con inspiración religiosa, en especial en la fe católica. Por otra parte, la dimensión de las minorías étnicas constituye un problema que recurrentemente se plantea en los programas de televisión.
Yo diría que se está llegando al extremo de sobredimensionarlas, de darles un protagonismo exagerado. Ya es habitual escuchar a personas que dicen: "¡Cómo es posible que el sector homosexual tenga una expresión tan profusa en los distintos espacios televisivos!", sin que ello, por cierto, envuelva una posición homofóbica. Simplemente, se trata de hacer notar una desproporción en el campo mediático que no se condice con la realidad.

Cabe mencionar también la vulgaridad y el erotismo. En fin, todos esos elementos, a mi juicio, merecen ser estudiados, en una interacción del mundo político con los técnicos y los académicos, para llegar a un análisis sistémico, integral, multidimensional, que permita sacar conclusiones relevantes. Deseo señalar un elemento adicional en esa misma línea.
La vivencia del individuo en el espacio mediático y también en el digital, está generando una situación que a corto plazo constituirá una cuestión de Estado y se expresará en la salud pública. El gran problema que se observa en la juventud y la infancia chilenas es el sedentarismo, el cual, a su turno, se traduce en obesidad. Y no es necesario ser muy versado en ese campo para entender que ambos factores generarán en muy pocos años, como expertos ya lo han consignado, enfermedades que surgen como consecuencia: las que tienen que ver con el aparato circulatorio, el exceso de azúcar, etcétera. Ello me parece importante, en la medida en que, como hemos podido considerarlo, provocará efectos en la salud pública, repito, así como en el ámbito físico y mental del individuo. Aprovecho esta columna para abordar un tema respecto de lo cual no hemos llegado nunca a un feliz puerto.
En algún instante el Parlamento, y en particular el Senado, deberá pronunciarse respecto de las mediciones de la programación televisiva: del people meter, y en especial del que se realiza on line, es decir, en tiempo real, en el momento, y que va exacerbando, a veces, una expresión de la explotación de la vulgaridad o de algunos otros extremos, precisamente en función de la sintonía de cada uno de los canales. Tres horas de televisión, promedio, en los hogares lo estimo un antecedente digno de tener en cuenta y expreso mi preocupación, asimismo, porque se da cuenta de otro elemento que no es menor.

En Chile no sólo se está viviendo la brecha digital, o sea, la del uso o no de Internet. Como se da cuenta en el estudio, igualmente existe la brecha mediática. Es decir, los sectores más acomodados pueden acceder a una mejor oferta televisiva, a programas más educativos, de contenido más rico; y la gente más humilde, más pobre, a una televisión de mala calidad, de malos contenidos y que, en definitiva, proyecta una serie de antivalores.
Simplemente formulo una reflexión al pasar: ese segundo caso -el que se encuentra más postergado en la línea descrita- es aquel donde es normal que los dos padres pasen fuera del hogar porque trabajan, porque intentan llevar el sustento, porque se esfuerzan por aportar a la economía de la familia. Y, en consecuencia, esos niños se hallan más abandonados a la suerte de lo que exhiba un espacio mediático.
Además, de alguna manera la situación expuesta se está expresando en la cultura organizacional que se observa en el país. Especialistas importantes, muy destacados incluso a nivel nacional y que son expertos en programación neurolingüística, en gestión del conocimiento, en cultura organizacional, como Humberto Maturana, Varela y otros -y el mismo senador Fernando Flores-, reiteradamente hacen referencia a esos aspectos en el sentido de que el individuo es lo que hace su entorno. Porque se halla inserto en un ethos, que es el entorno físico, cultural, emocional, etcétera. Ello, finalmente, es lo determinante de su ética. Y me parece que aquella que se está observando hoy al menos merece una reflexión del Parlamento.

CENTRINO-WIRELESS: ME CAMBIO LA VIDA

domingo, junio 26, 2005


Esta semana he tenido la valiosa oportunidad de incorporar la tecnología Centrino a mi inventario de activos; ¡¡siento que me ha cambiado la vida!!.

Se trata de un estándar de tecnología orientada a la movilidad, lo que implica tamaño, peso y conectividad adecuadas a esos fines. Lo cierto es que me ha cambiado la vida, tengo una nueva conectividad, mayor accesibilidad y mejor centralidad, más aún cuando podemos comprobar que cada día en el país tenemos más puntos o centros públicos de Internet inalámbrico (Wireless), muchos de ellos completamente gratis, lo que nos permite aumentar notablemente nuestra productividad. Muchos tiempos muertos por la espera, se han transformado en tiempos altamente productivos, no solo desde el punto de vista laboral o profesional, lo que ya es bastante, sino también por la posibilidades de comunicación interpersonal o familiar.

No tengo ninguna duda sobre la necesidad de impulsar una vigorosa política pública para masificar este tipo de servicios, de políticas crediticias a través de la banca, especialmente el BancoEstado, para que las familias de los trabajadores de nuestro país no se queden atrás y accedan a los beneficios de estas tecnologías en sus hogares.

Estoy convencido que la alfabetización digital debe ser asumida como una auténtica cruzada de servicio público, que comprometa sustantivamente al Estado.
En cada barrio de nuestras ciudades debe haber acceso a Internet, deben multiplicarse y consolidar la experiencia de los Infocentros, las escuelas, liceos públicos deben asumir el desafío de la alfabetización digital de nuestros ciudadanos, lo mismo que nuestras bibliotecas públicas. En el marco de la educación continua y la formación permanente, ello exige reorientar la política y los recursos del ámbito educacional, en el marco de una reflexión compartida a nivel nacional, que permita tomar adecuada conciencia sobre estos temas en todos los sectores y la implementación de políticas de incentivos tributarios para aquellos que contribuyan con el estado en esta materia.

Tengo una inmensa esperanza que la conciencia sobre la importancia de estos temas, promoverá la convergencia de esfuerzos público-privados para superar la odiosa discriminación en que se constituye la brecha digital, transversalmente en la sociedad cruzando grupos etéreos, sociales, económicos y culturales, etc.

WEBLOGS: PODEROSA HERRAMIENTA DE COMUNICACIÓN


Los weblogs tienen un gran desarrollo a nivel mundial y su éxito se debe a que constituye un formato de publicación sencillo y online, que potencia la interacción entre usuarios en función de contenidos de interés común, bastante más personalizado que lo habitual hasta ahora en la web, donde los contenidos son propios, sin intermediación y plenamente actualizados.

Esta herramienta permite la liberación de la tiranía de los editores de medios de comunicación, que ponen en la noticia lo que les indica su línea editorial, política, religiosa o interes comercial, transformando en noticias lo que les parece. Son ellos los que determinan que tema es importante y cual no lo es, son los que fijan las agendas en la sociedad (agenda setting).

Es una verdad indesmentible que los medios de comunicación fijan la agenda pública, la de la sociedad civil y la de los políticos, marcando ciertos temas como relevantes. Rara vez ocurre a la inversa, es decir que sea la sociedad civil o los políticos los que marcan la agenda, cuestión que resulta preocupante en una sociedad como la chilena, donde la propiedad de los medios de comunicación está altamente concentrada y no se caracteriza por sus valores democráticos y de valoración por la diversidad y la tolerancia.
El espacio mediático, en mi opinión, es quizás el espacio menos democrático del que podamos imaginar. Si no cree intente poner un tema o una noticia en los más importantes medios de comunicación nacional y comprobará una triste realidad: si no tiene como ingrediente sangre, descalificación, escándalo o sexo, le puedo asegurar que sus opciones de obtener ese espacio mediático es casi nulo.

Por eso estos sistemas (Blogs) abren un mundo de posibilidades y las personas con buenas ideas y con potentes redes de intercomunicación web. Tengo la seguridad que muy pronto en diferentes webBlogs veremos editorialistas, analistas y gestores de opinión pública que cumplirán un rol muy importante, tanto o más que los editores de los más importantes medios de comunicación. Se conformaran grupos de influencia o networks con vínculos comunes que actuaran como grupos de referencia, irradiando hacia la sociedad. El mandato de los gurus de las tecnologías en la época actual parece ser, “Pon un blog en tu web”.

GLOBALIZACION: LIDERAZGOS Y DESAFIOS

jueves, junio 23, 2005


La sociedad experimenta una acelerada mutación afectando a las instituciones tradicionales, provocando alteraciones de legitimidad, significado y funcionalidad. Estas instituciones se ven sobrepasadas por las redes globales de producción, riqueza, poder e información, que determina nuevos roles, una nueva cultura organizacional y de gestión del conocimiento; es la emergencia de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC).

Frente a este proceso hay quienes desean enfrentar los nuevos desafíos con esquemas del pasado, en este caso tiene plena validez la sentencia bíblica "No pondrás vino nuevo en odre viejo". La sociedad que emerge contiene nuevos paradigmas que exigen adecuaciones socio-culturales oportunas para contener la fuerza de ese vino nuevo. Como siempre en las disyuntivas de la historia existen caminos alternativos, por uno tendremos la opción de aprovechar la oportunidad y el otro supone dilapidarla. Si optamos bien, las próximas décadas nos conducirán a un mundo mejor, introduciéndonos definitivamente al desarrollo.

La revolución de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), ha penetrado irreversiblemente todas las actividades de la sociedad. Ello ha sido, a la vez, consecuencia y causa del tránsito hacia la Sociedad de la Información y el Conocimiento, fenómeno que ha tenido su primer y mayor impacto en los países desarrollados, cuyos efectos se hacen sentir a escala global, afectando los modos de vida en todos los países, generando disparidades regionales caracterizadas por zonas ganadoras y perdedoras, espacios territoriales que construyen o potencian ventajas competitivas y se insertan en el mundo global con éxito en algún segmento del mercado y aquellos otros que van quedando en la periferia del desarrollo, los ciudadanos viven la incertidumbre de este proceso y sus consecuencias, lo que exige rápidas adecuaciones para evitar efectos negativos.

La globalización encarna procesos de escala mundial, con un carácter sistémico, integral, multidimensional, que alcanza a toda la amplitud del quehacer humano: lo económico, social, político, científico, tecnológico, productivo, cultural, recreativos, comunicacionales, incluso lo espiritual, cambios o mutaciones de una naturaleza altamente compleja que afecta a todas las sociedades, imponiendo el desafío de adecuar los ordenamientos institucionales, normativos e instrumentales de los ciudadanos y las empresas, en lo económico incrementando la productividad y competitividad, y en lo social reduciendo las diferencias, fortaleciendo la igualdad de oportunidades, especialmente a través de la educación y la salud, para contribuir a un mayor bienestar de las personas.

En un importante número de países el Estado-nación moderno ha perdido buena parte de su soberanía y poder – lógicamente otros, los más poderosos, la han ampliado – en los primeros las instituciones mutan para adaptarse o morir. Algunos piensan que es el triunfo absoluto del mercado, pero hay señales que parecen desmentirlo. En este nuevo contexto se desvanece la cultura tradicional que caracterizó a la Sociedad Post Industrial, particularmente los hábitos derivados del período de la Guerra Fría, ante la repercusión vertiginosa de las nuevas tecnologías (TIC), la percepción del carácter global de los desafíos de la humanidad, lo que acrecienta la interdependencia multilateral del Estado, la movilidad de la población y el capital, la virtualidad en la interacción, accesibilidad, conectividad, que impacta en la generación, almacenamiento y transmisión de la información y el conocimiento.

En esta nueva inserción los Estados deben desarrollar e implementar estrategias integrales y coordinadas respecto de los desafíos que plantea la sociedad de la información, teniendo en consideración aspectos sociales, laborales y el mayor alcance de la transformación de la economía. El desarrollo ya no se deriva del modelo macroeconómico, de la posición en los bloques económicos, ni de la cercanía o lejanía a tal o cual mercado, depende fundamentalmente de la sinergia social y territorial que muestre una zona; de si se cuenta con el conocimiento y la información adecuada; si existe visión prospectiva y si la planificación estratégica convoca a todos los sectores para que orienten sus esfuerzos en el mismo sentido, independientemente del color político, nivel social u opción religiosa de cada cual, potenciando y favoreciendo la competitividad sistémica y productividad de sus redes.

Los países, unidades territoriales y bloques geoeconómicos que comprendan primero estos procesos, los decodifiquen, es decir, trasunten conocimiento tácito en conocimiento explícito y sociabilicen con éxitos a sus comunidades, sacaran la mayor ventaja de las oportunidades que representa la emergencia de la Sociedad de la Información y el Conocimiento y sus nuevos paradigmas.

Nuestro principal objetivo consiste en catalizar la reflexión colectiva, sensibilizar la sociedad, ampliar la base social que acceda a esta información. Queremos gatillar una mayor y más rápida toma de conciencia sobre la necesidad de asumir nuevas formulas de gestión del conocimiento. Más allá de la infraestructura digital y su ancho de banda, las redes de computadores y sus contenidos, se requiere cambiar la cultura y mentalidad de la sociedad, de los potenciales usuarios, crear un clima y entorno organizacional positivo, que potencie la asociatividad endógena, permita el mayor aprovechamiento a través de una alfabetización digital masiva, que alcance a todos los sectores, en la forma más efectiva, eficiente y oportuna que nos sea posible. Siguiendo el pensamiento del filósofo y pedagogo, Jean Piaget, queremos acelerar la sociabilización de las experiencias previas en el individuo y la comunidad, los conceptos planteados serán fundamentales para que la persona incorpore los nuevos aprendizajes a su estructura de conocimientos.

Frente a estos procesos de alcance mundial la sociedad puede actuar en forma indiferente, pensando que se trata solo de modas pasajeras, y cometerá un lamentable error perdiendo una oportunidad valiosa, puede, también, asumir un rol reaccionario y de protesta, pero en mi opinión estamos frente a mutaciones irreversibles, puede que no gusten pero están allí más allá de nuestra preferencias, ideologías o doctrinarias, por ello parece aconsejable actuar en forma proactiva, intentando comprender el proceso, entender sus principales fuerzas de cambio, decodificar sus paradigmas y usar esas ventajas en nuestro favor con la mayor eficiencia y oportunidad. Allí radica la clave para dar una ventaja a nuestro país, y su diversos espacios territoriales.

Por todo lo anterior hemos reunido en diversas jornadas de reflexión a importantes miembros de la comunidad nacional para aproximarnos, desde diversas perspectivas, a lo que comienza a constituirse en la sociedad emergente y que se denomina la Sociedad de la Información y el Conocimiento. Se ha intentado cautelar una visión sistémica e integradora, con enfoques multi y transdisciplinarios, enriquecidos por la diversidad de sensibilidades y visiones políticas que permitan formar un cuadro lo más amplio posible. Todo lo cual lo ponemos a disposición del lector, en la esperanza de promover o gatillar un amplio proceso de reflexión, que convoque y motive los más diversos espectros de la sociedad y que alcance la más amplia diversidad de espacios y dimensiones territoriales, con el propósito final de acelerar el proceso de adaptación a las nuevas realidades.

ACCESO A SISTEMAS DE INFORMACION

lunes, junio 20, 2005


En la actualidad, el análisis de cualquier problema coyuntural y el planteamiento de una solución efectiva al mismo, pasa por el manejo de la mayor cantidad de variables que puedan incidir en su estudio para una efectiva toma de decisiones.

Esta necesidad de información, eficiencia, efectividad y oportunidad en las decisiones de la administración del Estado, ha llevado a diversos servicios públicos a crear bases de datos en materias de su competencia, que se convierten en herramientas útiles para la realización de análisis y estudios, sobre las problemáticas que, en los ámbitos de sus respectivas competencias y funciones, puedan presentarse.

Pero muchas veces, la información contenida en dichos sistemas no sólo es útil para el organismo que los ha creado y administra, sino que son de gran interés público, lo que ha llevado a estos servicios a adoptar la política de permitir el acceso a estos datos a través de la venta de los mismos.

Sin embargo, esta situación que, hasta aquí, parece correcta, presenta serios problemas de acceso público real a los mismos.

En efecto, al optarse, en esta materia, por una "cultura de la Parcela", o de compartimentos estancos, en donde cada organismo de la Administración Pública actúa, crea y organiza sus propios sistemas de información cerrados, con prescindencia de los restantes entes públicos, sin que exista una política de coordinación y unificación en el manejo de los datos, puede llevar a la duplicidad de información, lo que, además de constituir un problema de eficiencia en el uso de los recursos públicos, puede derivar en que, fruto de los diferentes criterios que se aplican en el trabajo sobre los datos, se obtengan resultados distintos, poniendo en contradicción los antecedentes que deban proporcionar distintos organismos del Estado. El mundo que emerge impone los sistemas abiertos y en redes.

Otro problema grave se deriva de la política que se ha comenzado a difundir en los diversos servicios públicos en orden a poner a la venta la información de uso publico que ellos manejan; no por el hecho de la venta, sino por los altos costos que se piden por ella, como consecuencia de la aplicación de políticas de autofinanciamiento.

El levantamiento de Información Básica, como lo son, por ejemplo, los "censos de población y vivienda", indispensables para la adecuada toma de decisiones, tienen para el Estado un alto costo, quien está obligado a dar a dicha inversión el uso más racional y óptimo posible, y ello se logra sólo en la medida que la información recopilada este disponible y pueda ser usada por la mayor cantidad de organismos y personas.
Pero, no basta con que la información este disponible, sino que es exigible que la misma pueda ser realmente consultada y utilizada y, a esto último, obsta el cobro de precios inaccesibles para la mayoría de los particulares, dificultándose, entorpeciendo o simplemente imposibilitándose la ejecución de una serie de iniciativas.

Un ejemplo particular es lo que está ocurriendo con el último "Censo de Población y Vivienda", realizado en el año 2002. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) está colocando a la venta una serie de productos que van desde CD’s, con los resultados generales en formato PDF, a nivel nacional, pasando por información a nivel regional, hasta resultados más detallados que llegan a nivel de manzana. Los precios que se cobran por esta información son de $10.000 pesos por un CD con información en formato PDF; los resultados de una comuna, a nivel de manzana, puede llegar a un millón y medio de pesos y, los antecedentes de una región completa, a este mismo nivel de manzana, puede ir desde el millón y medio de pesos hasta los dieciocho millones, que es lo que cuesta la Región Metropolitana completa.

Estas cifras demuestran que el acceso real a esta información "pública", queda, en la práctica restringida sólo a aquellos que puedan pagar dichas sumas, afectándose con ello el libre acceso a la misma que se debiera derivar del hecho de tratarse de estudios financiados con dineros fiscales, privando a muchos investigadores o instituciones privadas, e incluso públicas, de contar con valiosos antecedentes para la realización de diversos estudios.

Algo similar ocurre con la cartografía digital la que tiene precios prohibitivos, no esta disponible gratuitamente en ninguna escala, ni siquiera para fines educativos o investigación, debido a que los servicios públicos encargados del tema: entre otros IGM, SAF, IREN-CORFO, debido a las restricciones presupuestarias y requerimientos de autofinanciamiento.

Desgraciadamente, el problema es, aún, más grave. Incluso en aquellos casos que se disponga de los recursos necesarios para adquirir la información que venden los servicios públicos, nos encontraremos con otro obstáculo: los medios técnicos en los que esta información es entregada.

En efecto, la información contenida en las diversas bases de datos creadas por estos organismos, no se limitan a dos o tres antecedentes, sino a millones de datos, cuyo cruce, comparación y análisis, permitirá obtener los resultados que se requieran para efectuar el estudio de una situación coyuntural y proponer su solución óptima.

Sin embargo ningún problema es igual a otro, por lo que, en muchos casos se requerirá información contenida en bases de datos de diferentes organismos públicos, y allí nos encontraremos con lo que, fruto de la falta de políticas de coordinación y de unificación de sistemas de información, podrá traducirse en la existencia de diferentes plataformas informáticas, incompatibles entre sí, impidiendo el cruce de datos.

Otro problema que se presenta en la entrega de información es la utilización de distintas tecnologías o sistemas que hacen imposible que dichas bases sean accesadas por los usuarios comunes, y utilizadas con los programas de uso más frecuentes como lo son Word o Excel. En efecto, en muchos casos la información es entregada en PDF, que es un formato sólo de visualización, formatos propietarios, que no permite la interacción, el poder trabajar con ellos, salvo que sean extraídos y llevados a bases de datos propias, lo que implica volver a efectuar un trabajo ya realizado, haciendo altamente ineficaz la información y , probablemente, inoportuna.

En consecuencia, las dinámicas del uso de sistemas de información que impone un mundo globalizado como el que hoy vivimos, sumado a la necesidad de dar a los recursos, especialmente los públicos, el uso que sea más eficaz, exige salir de la cultura de algunos servicios públicos, que se expresa en que cada uno de ellos siente que su información es reservada, no compartiéndola con nadie.

Hoy, más que nunca, es necesaria la integración y complementación de las bases de datos de diferentes servicios, pero ésta, a la vez exige una acelerada modernización de los procesos al interior de la administración del Estado, agilizando la adecuación de las Tecnologías de la Información; con lo cual, el país ganará eficiencia y eficacia en la utilización de los limitados recursos con que cuenta.

La información es tal, solo cuando cuando se puede acceder a ella, se puede compartir y usar, en caso de no cumplirse estas condiciones solo son datos.

De no atender esta materia, arriesgamos un grave retroceso en el desarrollo del país, que asegure una adecuada administración territorial, la eficiencia, eficacia y oportunidad de la gestión de los servicios públicos y sus recursos económicos.

Pero, de nada sirve la recopilación de datos sobre una determinada materia, mantenidos bajo reserva o convertidos en un producto de mercado y, a los cuales sólo pueden acceder quienes tengan los recursos necesarios para cancelar su alto costo. La gran utilidad de los datos es poder entrecruzarlos con otros de índole diversa, lo que permita obtener apreciaciones más cercanas a la realidad. Por ello se sugiere a las autoridades gubernamentales la construcción de una clearinghouse – una ventana de ventanas, que contenga los metadatos de los datos. Un gran portal que constituya una comunidad virtual en la que interactúen diversos servicios, se de la transparencia a las bases de datos del ámbito público.

Es necesario garantizar a toda persona u organismo, sea público o privado, el acceso real, eficaz y oportuno a la información, siendo imperativo evaluar el financiamiento de la creación de sistemas de información bajo plataformas compatibles y de libre y gratuito acceso para todos, efectuándose, por cierto, el debido resguardo de los datos de carácter personal.

El Futuro de Chile

martes, junio 14, 2005

Al imaginar el futuro de Chile, es fácil advertir que éste, en grado fundamental, está supeditado a la forma en que la sociedad en su conjunto logre impulsar tendencias descentralizadoras para su transformación. El modelo de desarrollo en su condición actual, según diversos analistas, no será capaz de duplicar su crecimiento económico, asegurando un desarrollo humano y sustentable, lo que demanda de los actores políticos, empresarios, académicos, profesionales... en definitiva, toda la sociedad, a actuar con visión prospectiva, eficacia y eficiencia, teniendo muy presente los criterios de oportunidad. En consecuencia hace falta un cambio de paradigma nacional, en donde la visión cortoplazista sea reemplazada por otra de largo aliento, y de paso cambiar también la forma mezquina, en la que actualmente nos desenvolvemos.

LOS PARLAMENTOS EN LA SOCIEDAD DEL CONOCIMIENTO

lunes, junio 13, 2005



La emergencia de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC), provoca alteraciones en la legitimidad, significado y funcionalidad de instituciones tradicionales, las que sobrepasadas por las redes globales, asumen nuevos roles y novedosos enfoques organizacionales y de gestión del conocimiento. Nuevos paradigmas exigen adecuaciones políticas y socio-culturales. Como siempre en las disyuntivas de la historia existen caminos alternativos, por uno tendremos la opción de aprovechar las oportunidades y el otro supone dilapidarlas. Si los parlamentos optamos bien, las próximas décadas nos conducirán a un mundo mejor.

La revolución de las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), ha penetrado irreversiblemente todas las actividades de la sociedad, dando al desarrollo un carácter sistémico, integral, multidimensional, sus efectos se hacen sentir a escala global, generando disparidades regionales, espacios territoriales que construyen o potencian ventajas competitivas y se insertan en el mundo con éxito (zonas ganadoras) y aquellos que quedan en la periferia del desarrollo (zonas perdedoras), los ciudadanos viven la incertidumbre de este proceso y sus consecuencias, lo que exige a nuestros parlamentos el desafío de adecuar los ordenamientos institucionales para mejorar la gobernabilidad, fortaleciendo la equidad, especialmente a través de la educación, acortando la brecha digital y la salud, para contribuir a un mayor bienestar de las personas, según el concepto de Desarrollo Humano de Amartya Sen.

En el ámbito de las relaciones interpersonales e institucionales se impone el concepto de desarrollo territorial endógeno, definido como la capacidad para construir ventajas competitivas, rendimientos crecientes, el desarrollo de su capital humano, la construcción de su capital social y el denominado capital sinergético. El liderazgo muta hacia un carácter habilitante, la educación y la formación se hace continua, se reclama la dispersión del poder, la participación de base se fortalece y demanda credibilidad, transparencia y confiabilidad, particularmente en el ámbito político.

En la sociedad la estructura nodal cambia hacia la estructura de redes, los sistemas cerrados se transforman en sistemas abiertos, emerge un nuevo espacio y tiempo virtual, una nueva valoración de la diversidad y el pluralismo, la comunicación mono direccional demanda la multidireccionalidad y multimedialidad interactiva. Se observa un cambio en la jerarquía; la verticalidad da paso a la horizontalidad. El desarrollo depende fundamentalmente de la sinergia social y territorial; de si se cuenta con el conocimiento y la información adecuada; si existe visión prospectiva y si la planificación estratégica convoca a todos los sectores para que orienten sus esfuerzos en el mismo sentido, prescindiendo del nivel social, la opción política o religiosa, potenciando la competitividad sistémica y productividad de sus redes.

En los territorios la conectividad y accesibilidad a los medios digitales son gravitantes y garantía de equidad e igualdad de oportunidades para los ciudadanos, lo que reclama una nueva ética del desarrollo. Más allá de la infraestructura digital se requiere cambiar la cultura y mentalidad de la sociedad, crear un clima y entorno organizacional positivo, que potencie la asociatividad endógena. Los parlamentos y bloques geoeconómicos que comprendan primero estos procesos, los decodifiquen, convirtiendo conocimiento tácito en explícito y siguiendo el pensamiento del filósofo y pedagogo, Jean Piaget, aceleren la sociabilización de las experiencias previas en los individuo y las comunidades, sacaran la mayor ventaja de las oportunidades que representa la emergencia de la Sociedad de la Información y el Conocimiento y sus nuevos paradigmas.

Wireless: La comunicación inalambrica.



Cada día internet cubre mayores aspectos de nuestras vidas cotidianas y, en consecuencia, nuestras interacciones con las redes digitales se hacen más intensas. Ello da cuenta de la necesidad de estar permanentemente conectados, del incremento de demanda por banda ancha, de la comunicación inalambrica que ha llegado para consolidarse. Esto explica el incremento en las ventas de computadoras portatiles, con comunicación wireless. Cada dia es más común -y lo será más en el futuro - la señal de WIFI, en lo aeropuertos, lugares públicos, barrios universitarios, centro de comida, grandes centros comerciales, etc.
Hace algunos dias conversaba con ejecutivos de Intel en Chile, y me explicaban sobre sus esfuerzos para consolidar estos desarrollos inalambricos. Ahora se anuncia la tecnología WIMAX, que en conjunto Intel con Nokia pretenden consolidar. Esta tecnología permite definir espacios específicos en los cuales a través de antenas de largo alcance se logra conección a internet de banda ancha.
La convergencia de la tecnología digital ha reunido los esfuerzos de dos colosos, intel que siempre ha impulsado este tipo de visiones y Nokia que pretende poner sus redes de telefonía movil en la punta, especialmente para cuando en los próximos años venga una alta demanda por transferir bases de datos y pesados archivos que hoy se mueven con dificultad, con las congestiones que vendran.

Mensaje de Bienvenida

miércoles, junio 08, 2005



Iniciamos un nuevo espacio de interacción, que intenta potenciar nuestras relaciones, con un intercambio más fluido de ideas y puntos de vista, que vayan enriqueciendo nuestras visiones sobre la nueva sociedad. Estamos incorporando una nueva herramienta, que facilita el intercambio de ideas y da mayor amplitud y potencial ha esta Comunidad Virtual, con una comunicación aún más directa y personalizada.

He tratado de transformar este espacio web en una comunidad virtual, dejando atrás el paradigma de una comunicación unidireccional, usándola como una herramienta de comunicación multidireccional y multimedial. Hasta ahora habiamos utilizado con relativo éxito el Muro y el Foro, enfatizado la interacción que permita a las personas dar a conocer sus ideas libremente. En el caso del Muro, de acuerdo a las inquietudes de cada persona, y en el caso del Foro, con un enfoque temático. Ahora incorporamos este blog, que permitirá ir definiendo una bitacora que registre el mapa mental y las ideas que a cada momento surgen en la cabeza de cada uno.
La Comunidad Virtual de Gobernabilidad esta concebida como un sistema abierto, pluralista, tranasversal, que valora la diversidad, para que cada ciudadano lo navegue de acuerdo a sus intereses o inquietudes. http://www.gobernabilidad.cl/ nace como reacción a la falta de diálogo entre el mundo académico y el mundo político, es un sistema con enfoque sistémico que trabaja como red global, que canaliza mis actividades académicas, conferencias y seminarios, donde publico además todos los trabajos que llegan a mis manos, que comparten mis amigos en toda iberoamérica. Gobernabilidad pretende constituirse en una herramienta que colabore a la difusión de ideas y trabajos orientados a la Sociedad de la Información y el Conocimiento, el mundo global, las Tecnologias de Información y Comunicaciones (TIC), la Gestión del Conocimiento y la Teoria Organizacional, para mejorar la gobernabilidad en nuestros países, actualizar la información y el conocimiento de estos temas en nuestra sociedad y, especialmente, entre los políticos, con una fuerte interacción con los técnicos y académicos. Adicionalmente ha resultado una potente herramienta para la interacción académica y de expertos, las cifras hablan por si solas, estamos llegando a un millón docientos mil contactos, desde que iniciamos este experimento académico-parlamentario.
En fin, todo esto no hace sino evidenciar la potencia de estas herramientas TIC, y pone de manifiesto que algunos de nosotros debemos ir tirando la carreta, con una visión transversal y pluralista. Hasta ahora este esfuerzo ha sido personal, sin apoyos institucionales y con muy escasa comprensión de los medios de comunicación. Solo hay espacio para destacar lo peor de la clase política, pero este tipo de emprendimientos no resultan atractivos, parecen muy de punta o de personas que andan en las nubes. Lamentable, pero cierto. Con todo, nos alegramos por la gran recepción que estamos teniendo en el mundo académico, profesional, técnico y estudiantes, de IberoAmérica que han sabido valorar y aprovechar este esfuerzo y que constituyen la motivación que nos estimula a perseverar.
Despues de una de mis habituales conversaciones con el Senador Fernando Flores, me motivé para adicionar, en reemplazo de mis editoriales y como nueva herramienta de interacción en mis páginas, un blog, con el objeto de personalizar aún más el mapa mental que orienta mi pensamiento en estos desarrollos y potenciar esa interacción recogiendo la participación de nuestras redes de amigos y colaboradores. Solo me resta pedir vuestra comprensión si no respondemos con la velocidad que quisieramos, como lo vamos comprobando, ello demanda mucho más tiempo de atención, sin embargo, el esfuerzo vale la pena y es recompensado con los aportes que vamos recibiendo. Felicidades. Senador Carlos Cantero - Chile

REFLEXIONES SOBRE LA SOCIEDAD DE LA INFORMACIÓN

La sociedad experimenta una acelerada mutación afectando a las instituciones tradicionales, provocando alteraciones de legitimidad, significado y funcionalidad. Estas instituciones se ven sobrepasadas por las redes globales de producción, riqueza, poder e información, que determina nuevos roles, una nueva cultura organizacional y de gestión del conocimiento; es la emergencia de la Sociedad de la Información y el Conocimiento (SIC).

Frente a este proceso hay quienes desean enfrentar los nuevos desafíos con esquemas del pasado, en este caso tiene validez la sentencia bíblica “No pondrás vino nuevo en odre viejo”. La sociedad que emerge contiene nuevos paradigmas que exigen adecuaciones socio-culturales oportunas, como siempre en las disyuntivas de la historia existen caminos alternativos, por uno tendremos la opción de aprovechar la oportunidad y el otro supone dilapidarla. Frente a estos procesos de alcance mundial la sociedad puede actuar en forma indiferente, pensando que se trata solo de modas pasajeras, y cometerá un lamentable error perdiendo una oportunidad valiosa, puede, también, asumir un rol reaccionario y de protesta, pero en mi opinión estamos frente a mutaciones irreversibles, están más allá de nuestras preferencias, ideológicas o doctrinarias, por ello parece aconsejable actuar en forma proactiva, intentando comprender el proceso, entender sus principales fuerzas de cambio, decodificar sus paradigmas y usar esas ventajas en nuestro favor con la mayor eficiencia y oportunidad. Allí radica la clave para dar una ventaja a nuestros diversos espacios territoriales. Si optamos bien, muy probablemente las próximas décadas nos conducirán a un mundo mejor, introduciéndonos definitivamente al desarrollo.