MODIFICACION AL SISTEMA BINOMINAL

domingo, diciembre 25, 2005


En Renovación Nacional estamos dispuestos al perfeccionamiento del sistema electoral, cautelando la gobernabilidad y la representatividad de las diversas fuerzas políticas, en un sano ejercicio que permita mantener los equilibrios democráticos, donde ganen los que saquen más votos y las minorías que obtengan votaciones representativas tengan una expresión en el parlamento.

Debemos construir los consensos nacionales con un diálogo respetuoso y fecundo, que mantenga la estabilidad política con grandes coaliciones, pero, con un sistema que recoja lo básico de la democracia, cual es que las minorías con suficiente votación tengan representación en el parlamento. En este esfuerzo debemos considerar que se requiere una Reforma Constitucional, lo que obliga a un ejercicio democrático con la altura y nivel que permita llegar a feliz termino esta iniciativa.

Como es evidente, será fácil coincidir en lo fundamental, es decir, la modificación del sistema electoral. Pero, también es claro que hay múltiples formulas para llegar a ese objetivo y cada sector, con calculadora en mano, intentará llevar agua hacia su propio molino, lo que permite augurar que la discusión será larga y no exenta de tensiones, hasta encontrar la formula que permita regular el sistema electoral.

Considero destemplada la actitud asumida por el Gobierno de la Concertación, al intentar instrumentalizar - con miopía - un tema de tanta importancia, en plena campaña presidencial de segunda vuelta. El Presidente Ricardo Lagos, está dejando su rol de estadista para constituirse en activista de la Campaña de Michelle Bachelet. Politiza y polariza un tema que debe ser abordado con la mayor serenidad, sin atrincheramientos ni desconfianzas electorales. Me parece que un mínimo respeto a la voluntad ciudadana obliga a tratar estos temas con ponderación. Pretender usarlo como caballo de batalla a pocos días de la elección presidencial de segunda vuelta, solo ensucia una discusión que debe ser asumida como un tema transversal, que por lo demás cuenta con impulsores en ambas vertientes del espectro político. Por lo pronto anuncio que mi voto estará disponible para buscar las modificaciones al sistema electoral. Pero, el gobierno debe entender que para que este objetivo sea fecundo la discusión debe ser después de la Segunda Vuelta Presidencial.

Es francamente grosero el intervencionismo electoral en que ha caído el Presidente Lagos, su gobierno y particularmente los funcionarios de confianza, lo que demuestra el debilitamiento de las opciones de M. Bachelet y el potenciamiento que esta ganando Piñera. Es penoso ver a los funcionarios de confianza del Presidente, desde los ministros hasta los funcionarios regionales, en una actitud destemplada, desvergonzada, sin altura ni ideas; parecieran estar solo defendiendo la pega. El caso observado en Iquique es una vergüenza y la reacción del Ministro del Interior constituye un escándalo.

Llama la atención la actitud contestataria, destemplada y reactiva de la Concertación, frente a la presión que hace el Partido Comunista. Es evidente el descontrol y la ansiedad por intentar atraer esos votos. Con todo creo que lo mejor para el PC es que esta materia sea asumida como un objetivo transversal, que comprometa a todos los sectores.

Por lo demás, este debe ser un compromiso que convoque a ambos contendores presidenciales. Por nuestro lado, Sebastián Piñera ya se ha comprometido a enviar un proyecto de ley en marzo para modificar el sistema binominal, que cuenta con el respaldo de los votos RN para su aprobación .

Todo indica que el Gobierno de la Concertación ha resuelto postergar los grandes temas sociales que han quedado pendientes, para aplicarse solo a potenciar la campaña electoral de Bachelet. El mejor y más elocuente testimonio, es que Lagos saca al Ministro de Educación, cuando Bitar intentaba enderezar el espinudo tema de la Educación, la mayor debilidad del país para enfrentar nuestro desarrollo, con una fuerte tensión con el profesorado que está siendo sometido a un controvertido sistema de evaluación y que tiene a miles de paradocentes a la espera de soluciones a graves injusticias laborales y salariales. En fin, parece que en el Gobierno cunde el pánico de ver que la alternancia llevará a Piñera a la Moneda.
Ya veremos en un par de semanas que ocurre en este tema.

INNOVANDO EN LA CAMPAÑA ELECTORAL

miércoles, diciembre 14, 2005


Originalmente Publicado el 28/10/2005

Las campañas electorales muestran formulas tradicionales con gastos millonarios y un estilo fundado en el marketing, la demagogia y regalos que limitan con el cohecho. Los estudios de opinión muestran que la democracia no goza de una buena evaluación, existe un segmento mayoritario de gente desencantada de la política, que cuestiona la credibilidad, confianza y, especialmente, la transparencia, de candidatos, los partidos políticos, el parlamento y el gobierno. A lo anterior se agrega que un importante número de candidatos al Senado no tienen relación con la región y la ausencia del debate de ideas, propio del sistema democrático.
Atendido lo anterior, y para enfrentar con éxito mi reelección de Senador en la II Región, desde hace varios años vengo innovando en la gestión parlamentaria y, ahora, lo he extendido a la campaña electoral, apostando al uso intensivo de las tecnologías de información y comunicación (TIC), integrando los programas de radio y de televisión con el Internet, desarrollando una red digital para combinarlos con los medios tradicionales de propaganda electoral.
La emergencia de la democracia digital y el gobierno electrónico, hacen más productivo, eficiente y directo el trabajo político, integrando diversas formas de comunicación, que se adecuan para mejorar la interacción con las personas. .Sin embargo, la introducción de estas tecnologías en la gestión política no conduce por sí sola a un resultado exitoso, para alcanzarlo debemos formular una propuesta de valor, que atraiga nuevos usuarios, mejore la interacción con el ciudadano, potencie el funcionamiento de una red, mejorando la información, transparencia y credibilidad de los actores políticos. Los políticos debemos incorporarnos a este proceso para mejorar la comunicación con los ciudadanos y ganar la confianza, credibilidad y lealtad de la sociedad civil.
El advenimiento de la democracia digital ha cambiado la relación de proximidad entre las personas, modificando la centralidad, conectividad y accesibilidad, favoreciendo la interacción, con un carácter multimedial y multidireccional, con servicios on line, en tiempo real, en forma continua durante las 24 horas del día, a una velocidad impresionante. Los ciudadanos se expresan crecientemente en el mundo digital y el uso de estas herramientas se masifica en toda la población gracias a las políticas públicas.
Este tipo de gestión política exige enmarcarse en lo que Castells define como una sociedad de redes, equilibrando la descentralización, la innovación y complementación entre los distintos niveles, mejorando la coordinación, respondiendo con mayor rapidez a los problemas e inquietudes de la sociedad civil, mejorando la precisión en la gestión política Se trata de una reingeniería de procesos con una simplificación de los trámites, mejorando la interacción desde la perspectiva de los usuarios, adecuando los valores y actitudes; el trabajo en equipo; un liderazgo habilitante, basado en la asociatividad, integración y complementación entre los diversos agentes del sistema.
La verificación práctica de este modelo de gestión se puede conocer en la dirección de la Comunidad Virtual, http://www.cantero.cl/ , esperamos comprobar exitosamente nuestra tesis: una interacción directa mejora la identificación de las inquietudes de la gente, permite afinar la respuesta de modo de dirigir un mensaje más personalizado al electorado, transparentando toda la información; gestiones, votaciones y declaraciones públicas, etc. Adicionalmente, operan varios servicios personalizados, algunos a iniciativa del ciudadano y otros proactivamente desde mis oficinas. Es un modelo abierto que favorece el intercambio de opiniones en el Muro, permite analizar temas específicos de interés para el ciudadano y el actor político en un Foro Abierto, ofrece todo el archivos de video y audio disponibles en línea, las intervenciones diarias en las sesiones del Senado y en los diversos temas de contingencia, transparentando absolutamente toda la gestión. Además, he incorporado la cartografía digital que permite el manejo de información geo-referenciada, asociada con áreas geográficas bien determinadas, desarrollando un (SIG) Sistema de Información Geográfica, para mapear datos e información con un preciso enfoque territorial y la realización de modelos de simulación para la toma de decisiones que muestran una gran utilidad.
El modelo propuesto busca sensibilizar sobre el cambio de valores y actitudes necesarios para enfrentar con éxito las demandas de la sociedad que emerge y de cómo entendemos será la gestión política del futuro próximo. En diciembre una vez que se haga el recuento de los votos, verificaremos cuan asertivas han sido estas decisiones.

GOBERNABILIDAD DEMOCRATICA

viernes, noviembre 25, 2005


La Comunidad Virtual de www.gobernabilidad.cl ha tenido un desarrollo muy importante, las estadísticas son elocuentes y su área de influencia se va ampliando cada día, lo que nos hace abrigar grandes expectativas de cómo seguirá consolidándose en el marco de la nueva sociedad digital que está emergiendo. Es un proceso de exploración permanente en un territorio desconocido, que no tiene una cartografía, donde está todo por descubrirse, muchas veces nos orientamos aplicando ensayo y error, en un entorno que cada día inventa y aplica nuevas herramientas tecnológicas y de gestión.

Nos interesa analizar, profundizar el estudio y difundir la conceptualización vinculada a la gobernabilidad, desde la perspectiva de la globalización, la sociedad de la información y el conocimiento, la cultura organizacional y el desarrollo humano. En este contexto llama la atención que el tema más buscado y leído en las estadísticas de esta comunidad sean los relativos al tipo de liderazgo requerido para el éxito en la nueva sociedad.

La gobernabilidad democrática se concibe como la capacidad de un sistema social para autogobernarse enfrentando positivamente los retos y oportunidades que emergen en el marco de la democracia, tiene relación con los atributos de ese régimen democrático, especialmente se ocupa de las capacidades de la sociedad para enfrentar los desafios específicos que se plantea.

Estas ideas las tengo en una ficha que copie de un “paper” que desgraciadamente no he logrado encontrar para hacer la justa referencia a su autor, lo que lamento sinceramente. Pero, por la importancia de los conceptos y para asegurar su difusión, los señalaré en una versión sintética.

La gobernabilidad se refiere a las instituciones y la institucionalidad que las rodea, las competencias o capacidades de interrelación entre el sistema institucional existente ("governance"), de las capacidades de los actores políticos, económicos y sociales presentes ("governing actors"), y, finalmente, de la cantidad y calidad del liderazgo transformacional disponible (Kooiman: 1993). Para otros, como analogía, es semejante a la acción de equilibrar una ecuación de la manera que se hace en la química, que considera los siguientes elementos: el crecimiento económico, la estabilidad política y la equidad social, enfocados desde la perspectiva del desarrollo humano.

El autor al que he hecho referencia - y del cual estoy en deuda respecto de su identidad y nombre de su paper – menciona que, coincidiendo con diversos autores, los desafíos de la gobernabilidad actual consisten no tanto en procurar mejor "gobierno" cuanto en conseguir mejor "governance" (Metcalfe: 1993; Osborne y Gaebler: 1992). Otros indican la misma idea señalando que el valor creado por los Gobiernos no es sólo la utilidad o satisfacción individual procurada por sus servicios, sino la arquitectura social en la que los individuos y los grupos buscarán su utilidad (Moore: 1995).

Finalmente, la gobernabilidad depende también de la calidad de los liderazgos. Ésta podría considerarse incluída en las capacidades de gobierno. Menciona además que los liderazgos transformacionales, son capaces de movilizar y orientar el proceso de aprendizaje colectivo a través del cual se desarrollan nuevos modelos mentales y las nuevas competencias de actuación requeridas para el enfrentamiento eficaz de los retos colectivos.

Glosario:
Governance: es el sistema institucional -formal e informal- que enmarca la acción de los actores sociales -gubernamentales y no gubernamentales- relevantes para la determinación y asignación autoritaria de los bienes y los recursos públicos. Dichas determinación y asignación se realizan a través de la acción política y de la formulación e implementación de políticas públicas.

Governing: es la acción de gobernar, la cual comprende tanto la política propiamente dicha, como las políticas públicas y la gerencia pública (Kooiman: 1993).

Gobernación: en la conceptualización de la lengua española es tanto el gobernar como el sistema institucional en que el gobernar se produce. Porque nunca se gobierna en el vacío ni con completa libertad, sino en el marco de constricciones e incentivos que son las instituciones de gobernación (política, políticas públicas y administración o gerencia pública). Gobernar es cada vez menos producir bienes y servicios y cada vez más garantizar que los actores se comportan conforme a unas reglas de juego que incentivan su comportamiento eficaz frente a los retos y oportunidades del cuerpo social.

TRANSPARENCIA Y PROBIDAD

sábado, octubre 22, 2005


El prestigio y la credibilidad en la política tienen una relación directa con la transparencia y probidad de la gestión en todos los sectores. Esto cobra particular importancia en el sector público constituyéndose en un factor clave para el desarrollo democrático y en el afianzamiento de la legitimidad de las instituciones.

Es muy importante impulsar una ética pública, aunque resulta difícil durante las épocas electorales, cuando el sistema tiembla por las tentaciones de demagogia, cohecho, marketing o mercapolítica, lo que hace necesario adoptar medidas en materia de probidad, que en chile se expresa en la Ley de Probidad, la Ley Electoral, la Ley de Límite, Control y Transparencia Electoral, aunque estos cuerpos legales muestran todavía grandes falencia.

Chile muestra sensibilidad en estas materias y ratificó la Convención Interamericana contra la Corrupción, vigente en el país. Por iniciativa del Gobierno, el parlamento tramita un proyecto de ley que crea en la administración pública el Consejo de Auditoría Interna, para cautelar la probidad, transparencia y eficiencia de la gestión, esfuerzo que se inscribe en el Proyecto de Reforma y Modernización del Estado, estructurando dispositivos tanto a nivel de los ministerios como de los gobiernos regionales. Al mismo tiempo, se avanza en un proyecto de ley que define lo que se entiende por información pública, estableciendo los mecanismos para que los ciudadanos tengan acceso a dicha información, entendiéndolo como un derechos y con garantías para cuestionar acciones públicas que lesionen sus derechos e intereses, implementando las medidas señaladas en la ley de probidad.
Son muchas las iniciativas que considera el Proyecto de Reforma y Modernización del Estado, con una idea rectora fundada en la probidad administrativa, destacan los esfuerzos por crear las oficinas de Información y Reclamos, la implementación del sistema de chilecompra, que busca hacer transparente el proceso de adquisiciones del Estado. Seguiremos avanzando hasta recuperar la credibilidad, confianza y reconocimiento ciudadano.

PEDRO DAZA: FALLECE UN GRAN MAESTRO.

domingo, octubre 09, 2005

Tengo el sentimiento de participar el sensible fallecimiento de mi gran amigo y maestro, Don Pedro Daza Valenzuela, sus restos se encuentran en el Club de la República, Marcoleta 659 (entre San Isidro y Santa Rosa), a partir de las 17:00 hrs. de hoy sábado 8 de octubre y sus funerales se realizarán el lunes 10 de octubre a las 12.00 horas en el Parque del Recuerdo. A las 11.00 saldrá desde el Club de la República el cortejo fúnebre.

Por este medio expreso a Carmen, su distinguida esposa y a sus hijos, los más sinceros sentimientos de pesar y mis condolencias por esta irreparable perdida. Que el consuelo se anide en sus corazones y que el gozo de tantas vivencias junto a un hombre, esposo, padre, abuelo y amigo ejemplar, les sirva de luz y esperanza.

Quienes deseen conocer algunos escritos de Don Pedro Daza, pueden encontrarlo en CVG, cuya dirección electrónica es http://www.gobernabilidad.cl/ , en el buscador poner su nombre y encontraran algunos de sus escritos y brillantes planteamientos.

A sus amigos, hermanos, discípulos y quienes le conocieron y admiraron, solicito que si tienen algún texto, documento o escrito de don Pedro, puedan hacerlo llegar a la dirección electrónica de esta misma comunidad, o a mi dirección personal: cantero@senado.cl , para poder incorporarlo al Fondo Bibliográfico Pedro Daza, de CVG Comunidad Virtual de Gobernabilidad. Agradeceré difundir entre vuestros propios contactos electrónicos este llamado.


LaTercera
Fallece ex embajador y miembro de RN Pedro Daza
Fecha edición: 08-10-2005

El cientista político, diplomático, abogado y miembro de Renovación Nacional, Pedro Daza, falleció hoy a las 6 de la mañana a la edad de 80 años.
De acuerdo a lo informado por radio Bío Bío, sus restos serán velados en el Club de la República, ubicado en Marcoleta 659, a partir de las 17:00 horas.
En tanto, sus funerales se realizarán el próximo lunes en el Parque del Recuerdo.
Pedro Daza fue diplomático y representó al país en las embajadas de Chile en Ginebra, Venezuela, Bolivia, OEA y Naciones Unidas.
Además, fue jefe del área de Relaciones Internacionales de Renovación Nacional y vicepresidente programático de ese partido en 1999.
Agencias

EL DESAFÍO DE LA DESCENTRALIZACIÓN

sábado, septiembre 10, 2005

Cuando se habla de descentralización, normalmente, en Chile por lo menos, nos concentramos en la descentralización administrativa, y hablamos de facultades y atribuciones, pero en mi opinión no es tan claro el tema cuando tenemos que definir de descentralización financiera, sólo se hace referencia a la descentralización del gasto, y entonces uno se pregunta, una ciudad como Punta Arenas o Arica, tiene facultades para hacerse más eficiente, gestionar con mayor agilidad sus ingresos. En ese ámbito específico, la descentralización es escasísima, si no nula.
Siempre surge el argumento de los equilibrios macroeconómicos y por esa vía estamos concentrando económicamente el país en torno a Santiago. Parece casi irracional vivir fuera de Santiago, porque si uno observa el valor del kilowatt, del metro cuadrado de terreno, o el metro cúbico de agua, o cualquier cosa que ustedes quieran medir, todo eso es más barato en Santiago que en cualquier otro lugar de Chile. Por ello, en el futuro próximo necesariamente deberemos implementar mecanismos compensatorios que estimulen el desarrollo regional y eviten las graves disparidades.

EMERGENCIA DE UN MUNDO DISTINTO

Nuestra comunidad parece no estar decodificando los cambios que presenta la sociedad que emerge. Muchos se quedan sólo en la protesta y el reclamo: “la globalización es mala”.
En definitiva, no somos capaces de comprender que estos cambios no son ni buenos ni malos, que están allí, ocurriendo. Y, ése es el sentido, está cambiando la sociedad porque estamos viviendo en un mundo distinto. Se modifican elementos como la gobernabilidad, la representatividad, la legitimidad, las comunicaciones y todas las actividades de la sociedad.

CLUSTER MINERO: II REGIÓN

viernes, septiembre 02, 2005


La idea del desarrollo de las sociedades que predomina en la actualidad ha cambiado sustancialmente con lo que era hace apenas una década. De la preocupación exclusiva por el aprovechamiento de las ventajas estáticas, comparativas de los países o territorios, se ha pasado a enfatizar la importancia de la capacidad que demuestran los agentes económicos para relacionarse y coordinarse con el fin de agregar valor a su desempeño individual. Es lo que se conoce como ventajas competitivas, en el marco de un desarrollo endógeno a espacios territoriales específicos, que actúan desde la lógica de redes físicas y digitales.

Su premisa es que la suma del valor generado por cuatro empresas que operan aisladamente en el mercado es menor que la suma de cuatro empresas que operan interrelacionándose de forma positiva entre ellas. Estamos, por tanto, ante una perspectiva en que la competitividad es medida en razón de la capacidad de articular mecanismos de intercambio que reduzcan los llamados costos de transacción o costos no ligados directamente a la producción, sino aquellos que deben asumir los agentes económicos al relacionarse con sus pares. Estos serían, por ejemplo, el costo de adquirir la información necesaria para la toma de decisiones, el costo de medir los atributos físicos y legales involucrados en el intercambio o el costo del cumplimiento de los compromisos entre las partes. Ahora bien, ¿cómo desarrollar y fortalecer estas ventajas competitivas?

Es aquí donde toma fuerza la idea de Cluster. Por tal se entiende a un proceso de encadenamiento productivo, de sinergias fruto de las capacidades de asociatividad de todos los agentes económicos que directa o indirectamente están vinculados a un sector productivo en una región o grupo de regiones, para generar competitividad. Pero resulta equivocado circunscribir la idea de Cluster a aspectos exclusivamente económicos, ya que la estructura de relaciones de un Cluster se proyecta hacia el conjunto de la comunidad en el que se desarrolla, generando externalidades positivas (o negativas) en todos aquellas componentes sociales que permiten cimentar las bases del desarrollo sustentable en un determinado territorio.

Ejemplos exitosos de Cluster pueden ser encontrados alrededor de todo el mundo desde hace varias décadas. El más conocido es el Cluster generado en el Silicon Valley en California, USA, en torno al sector de las Nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TICs). Otros casos relevantes son el Cluster del sector textil en la región del Veneto, Italia, el Cluster de la industria de la cerámica en Castellón de la Plana, España, o el Cluster del sector vitivinícola en Bourdeaux, Francia. Todas las experiencias mencionadas comparten entre el protagonismo y liderazgo de los principales agentes económicos del territorio en la gestación y desarrollo de un círculo virtuoso de relaciones con el resto de agentes económicos, autoridades de gobierno, instituciones académicas, organizaciones sociales y, en términos generales, el conjunto de actores de la comunidad en la que se encuentran insertas.

Chile no es ajena al empeño de desarrollar Clusters desde una doble perspectiva productiva y social. Uno de los más difundidos es el conformado con apoyo estatal por las salmoneras e industrias relacionadas con el sector en la región de Los Lagos y Aysén.

Al enfocar nuestra atención al sector minero de la II Región, es de justicia reconocer los logros alcanzados a la fecha en gestar un proceso emergente de encadenamiento productivo entre los agentes económicos y de lazos de compromiso social hacia la comunidad. Estamos avanzando hacia una región que se proyecta hacia una riqueza más permanente basada en la posesión de la tecnología y el conocimiento know-how relacionada con el sector. Sin embargo, debemos ser francos y aceptar que el camino por recorrer es mucho mayor que el camino recorrido y que, por tanto, los desafíos hacia futuro comprometen nuestra inteligencia, ingenio y conocimientos en desarrollar y madurar una institucionalidad que estructure y haga sustentable nuestros encadenamientos regionales, tanto en su dimensión productiva como social.

No hay ninguna hoja de ruta que nos guíe con certeza hacia dónde debemos focalizar nuestros esfuerzos en la meta del desarrollo del Cluster. Podemos tomar prestadas y evaluar la idoneidad de algunas experiencias exitosas en otras latitudes. Pero las particularidades propias de la II Región, como la de cualquier otro escenario territorial, nos obligan a dialogar para confrontar nuestras distintas visiones de desarrollo regional y a construir consensos con los cuales estructurar una agenda de trabajo que recoja todas las inquietudes y, por tanto, sea aceptada por todos aquellos que desde nuestros diferentes roles nos sentimos comprometidos con el desarrollo regional.

REMUNERACIONES DEL SECTOR PÚBLICO

martes, agosto 30, 2005


Deseo proponer una reflexión sobre las remuneraciones y condiciones en que se desempeña el sector público. En el pasado el servicio público se consideró como un honor, un privilegio al que aspiraban personas de gran vocación. Progresivamente su nivel de prestigio, estatus social y nivel remuneracional, se ha debilitado. Es común comprobar en todo el ámbito público y sus órganos, incluidas las Fuerzas Armadas y de Orden, como sus mejores elementos son reclutados con remuneraciones muy superiores en la empresa privada. Ello no solo está afectando el nivel remuneracional, sino también la eficiencia y, en algunos casos, incluso la probidad.

Es un tema que no podemos eludir ni seguir postergando, las remuneraciones en el sector público, municipalidades, el profesorado, la salud y Fuerzas Armadas, están muy por debajo de los sueldos del mercado. Si realmente creemos que el mercado asigna los recursos, y paralelamente mantenemos al sector público con remuneraciones bajo los precios de mercado, entonces la conclusión será que la asignación de recursos humanos que realice el mercado serán de mala calidad y de baja eficiencia y lo más grave será el costo económico y social que esta situación representa para todo el país, el que por cierto siempre es pagado por los sectores más pobres.

En esta materia considero que la convergencia público-privada, es de importancia capital para el desarrollo futuro de nuestro país. No es aceptable que el nivel central pretenda mantener el monopolio de las políticas públicas en detrimento del rol que le corresponde a las regiones en el desarrollo regional, tampoco resulta razonable que el sector privado pretenda tener el monopolio de la eficiencia, pues ambos extremos conducen a la mediocridad en los rendimientos del desarrollo que reclama el país.

No se puede estar indiferente frente al proceso de descalificación de las instituciones públicas, la estigmatización de la política y los políticos, en general, porque aquello actúa como profecía autocumplida condenando el ámbito público a la mediocridad y la ineficiencia, generando un ambiente propicio a la demagogia, el populismo y el cohecho, lo que tarde o temprano afectara la estabilidad democrática. La gobernabilidad democrática es un frágil equilibrio entre desarrollo económico, estabilidad política y equidad social, que deben ser permanentemente estabilizadas. La sociedad civil tiene que usar su poder al momento de hacer valer su soberanía en los períodos electorales.

El resultado de la estigmatización de la política es que los más capaces y probos no tendrán interés en mezclarse con "personas de dudosa reputación". Si los más capaces y calificados se concentran en el sector privado para ganar dinero, irremediablemente el sector público irá derivando hacia la mediocridad en su composición y acción, lo que afectará gravemente las potencialidades de desarrollo de nuestro país. Y, tarde o temprano, esta situación se revertirá en contra de los que más tienen, afectando su derecho de propiedad, la seguridad ciudadana, la carga tributaria o la estabilidad general; algo de aquello se observa en la contingencia contemporánea en nuestro barrio latinoamericano. Hoy más que nunca se requiere la convergencia público-privada en un dialogo y colaboración que permitan estandarizar niveles de eficiencia, eficacia y oportunidad en la gestión pública, con niveles de remuneración que permitan exigir un servicio de mejor calidad.

EL DESCRÉDITO DE LA POLÍTICA

domingo, agosto 28, 2005



Para quienes amamos el servicio público, que sentimos nos orienta como los polos alinean mágicamente las agujas de la brújula: ¡¡Como nos duele el descrédito de la política!!.

La calificación de la política y los políticos se hace evidente en los estudios de opinión pública y deja mucho que desear. Este descrédito surge de las disputas de liderazgo, la actuación de algunos de sus principales exponentes, especialmente cuando se practica la demagogia, cohecho político-electoral, se busca la exposición pública o mejores posicionamientos en las encuestas de opinión a cualquier costo.

Me duele cuando se denigra la actividad política, cuando se pretenden posturas de independencia apolítica, o cínicamente antipolíticos; renegando de la política incluso desde posiciones de candidatos a altos cargos de representación popular; en otras ocasiones evidenciando desprecio hacia los pares o sometiendo a cuestionamientos sus actuaciones con móviles bastardos o subalternos.

Este descrédito de lo político tiene caja de resonancia desde la sociedad civil, que mira con desconfianza la ineficiencia y eficacia en la gestión política, la falta de oportunidad, los liderazgos confrontacionales, los desbordes mediáticos, las denuncias sin respetar la dignidad de las personas, acciones o faltas a la probidad.

Los medios de comunicación muestran desprecio por la cosa pública y solo hay espacio cuando se trata de hechos de sangre, corrupción o amplificación del descrédito; el trabajo bien hecho, con honestidad y responsabilidad no es noticia, no tiene espacio. Como lo he escuchado mil veces “Eso no vende, no es noticioso”.

El diccionario define la expresión “política” como “actividad de los que rigen o aspiran a regir los asuntos públicos”; otra acepción de la palabra la defina como “arte, doctrina u opinión referente al gobierno de los Estados”; también se la asume como “actividad del ciudadano cuando interviene en los asuntos públicos con su opinión, con su voto o de cualquier otro modo”, dejando enmarcado su significado entre una función pública, una conceptualización intelectual, y una actividad ciudadana.

La expresión “política” viene de la raíz griega “polis”, termino asociado con “ciudad”, conceptualización que incluye particularmente la forma de organización social, estructuras y jerarquizaciones, vínculos e interacciones, la cultura organizacional, las normas y costumbres que regulan sus formas de convivencia organizada. Originalmente, en la antigua Grecia, se entendía en el contexto de las ciudades-estado, unidades que conformaban una unidad política soberana.

El maestro griego, Aristóteles, en su obra “La Política”, definía al individuo como un animal político y desde la profundidad de los tiempos se mantiene su sentencia advirtiendo que los seres humanos tienen una naturaleza propia que les induce a organizarse en sociedad, dotada de organización política. Tan fuerte era la convicción sobre esta naturaleza de la humanidad que enfatizaba en su obra: “sólo una bestia o un dios puede vivir fuera de la Polis”. A la luz de las modernas concepciones y las cotidianas realidades de la polís y la política, cabe cuestionarse si sus brillantes visiones se mantienen con la misma fuerza germinal.

La Política es una actividad que desde siempre fue considerada virtuosa y el más alto honor al que podía aspirar un ciudadano, sin embargo, progresivamente se ha transformado en un estigma que cada día aleja a los ciudadanos de sus gestores, los que se sienten cuestionados y escudriñados. Resulta incomprensible pensar en la democracia sin la política, la participación de los ciudadanos y los partidos políticos. Hacemos votos sinceramente, de corazón, por una convergencia hacia esa visión del pasado, comprometiendo esfuerzos para dignificar la política, actividad que considero noble y hermosa: “servir a la polís”.

HACIA LA DEMOCRACIA DIGITAL

jueves, agosto 25, 2005


La revolución en las tecnologías de información y comunicación está cambiando el mundo, emerge un nuevo espacio, surgen nuevos territorios fruto de la virtualidad digital, lo que obliga a la adopción de nuevas formas de relación, la implementación de nuevos procesos en diversas áreas del quehacer social. La implantación de tecnologías de la información está transformando la forma como los gobiernos se relacionan con sus ciudadanos. Ciudades y ciudadanos del Siglo XXI demuestran ser particularmente aptas para dar a la democracia digital la oportunidad de ofrecer a los ciudadanos una nueva vía para interactuar por medio de Internet con su gobierno.

Ello demanda políticas públicas que prioricen el desarrollo de este tipo de infraestructura, que aceleren el proceso de democratización del acceso a este tipo de tecnologías a todos los sectores socioeconómicos, con un fuerte énfasis en los sectores más pobres, adecuando el sistema educacional para la alfabetización digital, no solo a la educacional, sino también a la comunidad con sistemas abiertos, aprovechando la capacidad instalada, habilitando la convergencia público privada en esta iniciativa, implementando sistemas tributarios con un cierto grado de flexibilidad que potencie la Responsabilidad Social Corporativa de las empresas hacia este tipo de esfuerzos, implementando franquicias tributarias para el efecto y construyendo subsidios estatales que se orienten hacia este fin.

Gobiernos locales y grupos sociales civiles en todo el mundo se están modernizando para mejorar la participación de los ciudadanos en la toma de decisiones, para acrecentar la transparencia y el buen gobierno y para organizar de forma más efectiva a los diversos grupos de opinión. El resultado es que Internet permite a las autoridades locales llegar a sus ciudadanos con servicios e información y además darles la oportunidad de opinar sobre las decisiones que atañen a los asuntos públicos. En el ámbito del gobierno nacional se avanza a paso firme y en forma decidida hacia la utilización de estas poderosas herramientas de información y comunicación, para acelerar los procesos, hacerlos más transparentes, abrir amplios espacios a la participación ciudadana, donde se ofrece a la gente servicios e información de forma directa, con fácil acceso y sin la burocracia propia de los gobiernos.

En la actualidad se espera que toda comunidad o ciudad moderna disponga de una infraestructura WEB, las comunidades más avanzadas abren espacios públicos de señal de Internet gratuita, aprovechando las diversas tecnologías inalámbricas (wireless), lo que se ve ampliado por los esfuerzos de espacios wireless en campus universitarios, colegios y escuelas públicas, aeropuertos, hoteles, malls y diversas zonas que potencian aún más el uso de estas herramientas.

Ahora se avanza hacia la utilización de Internet en los procesos electorales, incluyendo el voto por Internet. ¿Pueden las ventajas aportadas por Internet infundir nueva fuerza a la democracia local al fomentar una eficaz comunicación con los ciudadanos?. Mientras la última palabra aún debe ser dicha, existen nuevos e interesantes experimentos de democracia digital que son indicativos de la capacidad de la actual Tecnología de Comunicación e Información para reforzar la democracia local. Métodos de consulta innovadores ya han demostrado su eficacia. Votar vía Internet parece un hecho inevitable en el futuro próximo como válida alternativa a hacerlo personalmente o por correo. Es obvio que estos cambios tecnológicos han abierto nuevos campos que permiten consolidar el ejercicio de la democracia.

POR SUS FRUTOS LOS CONOCEREIS.

miércoles, agosto 24, 2005


Los políticos de gobierno y oposición deberemos asumir el desafío de mejorar la eficiencia y eficacia de nuestras acciones. Se requiere autoridades políticas cada vez más calificadas, capacitadas para una gestión eficiente, desarrollar competencias para construir ventajas comparativas y potenciar las ventajas competitivas.
Frente a las dificultades que muestran algunos gobiernos y autoridades de América Latina, para asumir sus resposabilidades ante los pobres resultados de su gestión, o la habitual costumbre de hecharle la culpa a otras instancias internas y externas, como la globalización, el Banco Mundial, la Organización Mundial de Comercio, etc., pareciera cobrar vigorosa vigencia la sentencia bíblica: “Por sus frutos los conoceréis”. La Sociedad de la Información no funciona con buenas intenciones o floridos discursos, se requiere calificación, competencias, competitividad, capacidad asociativa y liderazgo habilitante y, en estas materias, por sus resultados los conoceréis.
Porque estamos viviendo los efectos de nuestras decisiones para la inserción del país en la economía mundial, debemos asumir con prontitud la necesidad de mejorar la productividad de las personas, implementar mejores sistemas de calificación laboral, demandas de educación de mejor calidad y el cambio hacia la formación continua. El Estado debe asumir su rol subsidiario en estas materias, es decir, actuar cuando otras sociedades intermedias entre la persona y el Estado no lo hacen.

EL VALOR DE LA DIVERSIDAD POLÍTICA

sábado, agosto 13, 2005


Alejandro Figueroa, de Chuquicamata, me ha planteado una serie de interrogantes que estimo oportuno responder en este medio, dada la facilidad que permite para la interacción y acumular diversos puntos de vista. Agradezco la comunicación y la confianza de su consulta, esta es una Comunidad Abierta donde puede plantear sus inquietudes, más aún si se actúa con respeto como es en su caso.
En democracia se valora la diversidad, la expresión de ideas distintas que fundan la convivencia civilizada de diversas visiones. El tema que le inquieta tiene su base en un sector político que ha basado su convivencia en el conflicto, una coalición que ha estado cargada de actitudes hegemónicas, desconfianzas y competencias excluyentes, cuestión que no tiene nada de nuevo y que se arrastra desde el fondo de nuestra historia. La historia de RN y la UDI, sus campañas parlamentarias y presidenciales han sido traumáticas desde que se iniciaron, le recuerdo que ambos partidos eran uno y hoy son dos por las peleas de sus líderes. Hoy cosechamos lo que ayer se sembró. Esto se ve agudizado aún más con el sistema binominal, ya que como se comprenderá, en las elecciones parlamentarias no se compite con la gente de la Concertación, sino que los adversarios son los propios aliados, en este caso es la UDI la que trata de quedarse con el cupo parlamentario al que aspira el sector. Esa es la triste realidad que hemos visto a lo largo de estos años. Eso es lo que escribí en el documento público que denominé “RN-UDI; NO ESLO MISMO”, que usted podrá leer en esta misma página, en el espacio denominado INTERVENCIONES DESTACADAS, que le invito a reflexionar.

Se trata de una Alianza que después de 15 años no ha podido superar sus divisiones, no ha podido construir un espacio de convivencia y que muestra liderazgos hegemónicos, autocráticos y poco tolerantes. Se observa incapacidad para aceptar la diversidad, se busca someter o comprar lealtades, pero no hay disposición para convivir con quienes tienen visiones distintas o no están dispuestos a aceptar esos liderazgos autoritarios. No digo que los dirigentes de RN sean Santos de Altar, pero usted no podrá negar que Longueira y Cia. en la UDI, en esta materia se las traen y yo por personalidad aparezco permanentemente siendo su muro de contención.

En efecto, en mi caso, también mis conflictos con la UDI se arrastran incluso desde antes de mi ingreso a RN. Soy una persona que no acepta fácilmente las verdades reveladas o las imposiciones de aquellos que se sienten dueños de la verdad. Ya desde el tiempo en que tuve el honor de ser Alcalde durante el gobierno militar, se iniciaron mis dificultades por cuanto no aceptaba sus criterios o juicios de buenas a primera, siempre expresé mi pensamiento francamente y de frente, lo que muchas veces chocaba con las visiones de la gente de la UDI. Me enorgullezco de tener un espíritu racional y libre, que tiene capacidad y honestidad para decir lo que piensa, y por cierto eso no gustó.
A lo largo del tiempo ha habido muchas heridas en esta traumática relación con la UDI. Quizás, la más elocuente para mi entorno y que grafica mejor esa tensiones y desconfianzas, es la que viví el 23 de diciembre de 1988, cuando un destacado miembro de la UDI, amigo al que conocía, hombre de profundas convicciones religiosas, el día previo a navidad, me sacó abruptamente de la Alcaldía de Calama, donde ejercía una exitosa gestión edilicia. Nunca supe de una razón ni tuve una explicación. Solo estaba como antecedente el que yo no me inscribí como militante de la UDI, nunca he encontrado otra explicación. Pero, la ciudadanía en la elección del año siguiente (1989) me entregó su confianza eligiéndome Diputado y zanjando por el veredicto popular la injusta situación a la que me había sometido gente de ese partido. Como ve hay una larga historia de desencuentros, desconfianzas y falta de fraternidad en las relaciones.


En relación al tema del apoyo a Arturo Frei Bolívar, debo decirle que usted tiene una confusión de datos, que por cierto la UDI ha propalado interesadamente, intentando sacar ventaja electoral de aquello. Yo apoye esa candidatura hasta el momento de la Primaria que definió el Candidato de la Concertación, hasta ese momento intente atraer los votos de Frei Bolivar hacia nuestro sector. En esa fecha le decía a mi partido que nos faltarían entre 80.000 y 100.000 votos para ganar esa elección presidencial y que era prioritario atraer votos desde la Concertación. El tiempo es el mejor juez, perdimos la elección por un poco más de 30.000 votos y el sectarismo tradicional de este sector se coció en su propia soberbia. Nos hace falta una mayor apertura para acoger a los que migran con sus propias banderas, intenté persuadir para un acuerdo con Frei Bolivar y fracasé.

De tal forma que le corrijo y aclaro, y toda la región está de testigo, ya que usted se equivoca al afirmar que me resté en el apoyo a Lavin en esa elección, al contrario lo apoyé y me sume a la campaña de Lavin y trabajé lealmente por esa candidatura en la Primera y Segunda vuelta de la elección referida. Incluso Lavin estuvo dos veces en mi casa, aquí en Antofagasta, para escuchar mi planteamiento e inquietudes sobre el tema social y en el tema religioso, ya que me preocupaban sus convicciones en esas materias. Si usted tiene dudas de mi categorica afirmación puede verificar esa información en los diarios y lo podrá comprobar. Por eso las versiones antojadizas y tendenciosas las considero como otra muestra de la animosidad de la UDI hacia mi persona, distorsionan estos hechos, solo con el mezquino propósito de acomodar las versiones a su conveniencia electoral. Por mas que lo intenten, la verdad se impone por si sola, y mi liderazgo en la zona sigue potenciándose por mi consecuencia, honestidad e independencia de juicio.

También le aclaro mis dichos en el segundo tema, ¡¡No he pedido a Lavin que se baje, es más, pienso que ambos candidatos deben llegar hasta la Primera Vuelta!!. Solo respondí a los dichos de Francisco de la Maza, miembro desatacado en el Comando de Lavin, quien afirmó que "no tenemos oportunidades en la elección presidencial" y agregó que "dos candidatos en el sector son perjudiciales para un trabajo unitario", le señalé que debiera platear en su partido para definir que gesto pueden dar en la UDI para construir esa unidad y que en tal caso el candidato de su partido debiera analizar su eventual bajada. Agregué que RN estaba dispuesta a conversar en ese escenario, pero que no me parece justo que una vez más se no pida que bajemos nuestro candidato presidencial, más aún cuando esto afecta nuestras opciones para potenciar nuestra plantilla de candidatos en las parlamentarias.

Su tercera pregunta se refiere a si me mando solo, y si soy de la Alianza???. Debo decirle que soy respetuoso de la institucionalidad, que respeto las estructuras de mi partido, que planteo lealmente mi pensamiento, que no lo oculto ni me ando acomodando. Tengo una representación que encuentra eco en mi región y en mi partido, por algo me han elegido democráticamente tres veces. Soy un persona que tiene un pensamiento político de centroderecha y quiero un proyecto político más amplio que el que encarna la UDI, quiero ser consecuente con lo que siento y pienso, lo expongo con honestidad y espero que se me respete en mis visiones, que son legitimas como otras que puedan exponerse. No puedo dejarme avasallar por que no soy vasallo ni monigote de nadie. Si estoy dispuesto a dialogar y buscar acuerdos, pero, esto es como el matrimonio, se requiere que ambas partes estén comprometidas en aquello.

En relación a la guerra de encuestas, mi ya larga experiencia política y las múltiples elecciones en el cuerpo, me indican que la única encuesta que vale es la que conoceremos el 11 de diciembre por la tarde. Hasta ese momento todo es especulación y más vale trabajar para que esos resultados sean aceptables a nuestros intereses.

Respeto su opción por Lavin, es legítima y democrática, puede usted contar con mi comprensión y consideración. Nada me gustaría más que gane alguno de nuestros candidatos. Puede Usted contar con mi compromiso que trabajaré por cualquiera de ellos que pase a la segunda vuelta. Sin embargo, no comparto con usted cuando descalifica a Piñera. El tiene un pensamiento distinto al suyo, pero eso no lo hace más malo ni dañino como usted afirma, solo se trata de una persona que piensa distinto y eso en democracia no es pecado, al contrario, es lo normal. En democracia y en política las adhesiones son voluntarias, responden al libre albedrío, las adhesiones se construyen con respeto, fraternidad y buena voluntad. Nuestro sector se desangra en peleas espurias que a nada conducen, y de perseverar visiones hegemónicas no llegaremos a ningún destino. Ambos partidos deben tener su propio espacio de expresión y crecimiento. La unidad se consolidará cuando seamos capaces de actuar todos con un poco más de generosidad y sin soberbia.

Estimado Alejandro Figueroa, usted dice haber nacido en Chuqicamata el año 1975, y ser licenciado en Ciencias Jurídicas y que fue militante de RN entre los años 1993 y 1996. Entonces usted debe conocer mi trayectoria y compromiso con la región, debo ser el único senador que vive y está presente siempre en esta región, que tiene sus oficinas y su personal al servicio de la comunidad. La única diferencia que veo entre su conducta y la mía, es que yo he perseverado en intentar contribuir a fortalecer RN desde dentro, asumiendo mi liderazgo con consecuencia y honestidad, sin marginarme ni criticar desde el frente. Pero, como le dije, en política y en democracia, las adhesiones son voluntarias y surgen de la confianza y la colaboración, espero de corazón que podamos trabajar juntos por fortalecer este sector, dejando atrás la soberbia tan nociva que han marcado la conducta de algunos de nuestros liderazgos y que se imponga la cordura y la generosidad. El desafío es grande y le deseo suerte. Gracias a usted por visitar esta Comunidad y brindarme la confianza de esta comunicación.

VALORACIÓN DE LA POLÍTICA

La globalización y la revolución en las tecnologías de la información y comunicaciones que le acompaña, han desencadenado un proceso de múltiples cambios en la sociedad, uno de ellos se expresa en un evidente deterioro de la valoración de la política, la confianza y credibilidad en los políticos, la participación de los ciudadanos en los partidos políticos y en los procesos electorales, las personas muestran desafección por la cuestión pública enfatizándose el individualismo, incluso en algunos casos se aprecia aversión por la política, lo que paradojalmente se contrapone con una declarada valoración de la democracia.

La sociedad muta desde estructuras estatistas hacia otras fuertemente mercadistas, el individualismo debilita el servicio público, la verticalidad cambia hacia una relación de horizontalidad, la comunicación unidireccional evoluciona hacia la multidireccionalidad y multimedialidad, el mérito más valorado es el éxito económico, se observa un sometimiento de los actores políticos a las prioridades mediáticas y del rating, actuando con una actitud más efectista que efectiva. Paulatinamente la política coquetea con la demagogia, la farándula, el cohecho y campañas electorales millonarias que comprometen recursos económicos que sobrepasan los límites aceptables, flirteando con el lobby.

La política muestra una precariedad institucional, al decir de Pierre Bourdieu su capital simbólico evidencia la crisis, porque está afectada la credibilidad, no se encuentran las formas que permitan la transparencia institucional e interpersonal, por lo que la política es objeto de permanente sospecha, recurrente y en ocasiones gratuito descrédito, cuando no se descubren abusos o señales de corrupción que ponen en tela de juicio a toda la actividad.

En ocasiones se observa un juego dialéctico que frente a la pobreza y la ineficiencia busca justificar lo injustificable, una cultura mediática que exalta la miseria y silencia lo noble, bueno y justo de la actividad, con noticias que se tiñen de rojo o amarillo y exaltan principalmente la espectacularidad. Poco a poco la política y los políticos adquieren el estatus de productos de la sociedad de consumo, mientras mayor sea el desprestigio más rentan y venden en los medios.

Con todo, la política y los políticos no tienen el monopolio de la maldad ni son depositarios exclusivos de la virtud, ni tan malos como algunos señalan ni tan bueno como otros pretenden, es como cualquier otra actividad: “de todo hay en los viñedos del Señor”. La política es la esencia de la democracia y esta es la esencia de nuestra vida civilizada en sociedad, no hay un sistema aceptable que la reemplace, por lo que deberemos hacer lo posible por ennoblecer el servicio público, dignificar y proyectar la cuestión política. ¿Cómo se aproxima usted a este tema, cual es su reflexión sobre esta materia?

POLÍTICA: SINTONÍA CON LA GENTE.

viernes, agosto 12, 2005

POLÍTICA: SINTONÍA CON LA GENTE
Los políticos, uno de los grupos e instituciones peor evaluados en las encuestas de Opinión, tiene el desafío de mejorar la eficiencia y eficacia de sus acciones. Se requiere un fuerte compromiso por revertir ese cuestionable posicionamiento, se necesita mejor sintonía con las inquietudes ciudadanas, autoridades políticas cada vez más calificadas, capacitadas para una gestión eficiente, competencia para construir ventajas comparativas en los espacios territoriales que viabilicen el desarrollo. Pareciera cobrar vigorosa vigencia la sentencia bíblica: “Por sus frutos los conoceréis”.
La Sociedad de la Información y el Conocimiento no funciona con buenas intenciones o floridos discursos, se requiere conocimiento, calificación, competitividad, capacidad asociativa y liderazgo habilitante y, en estas materias, por sus resultados los conoceréis.

Porque estamos viviendo los efectos de la económica mundial, nos impactan las decisiones internas, sus aciertos desaciertos, debemos asumir con prontitud la necesidad de mejorar la productividad de las personas, implementar mejores sistemas de calificación laboral, demandas de educación de mejor calidad y el cambio hacia la formación continua. El Estado debe asumir su rol subsidiario en estas materias, de acuerdo al modelo de economía social de mercado.
Con todo, es evidente que el proximo gobierno en Chile, cualquiera que este sea, deberá tener como norte de su gestión el mejorar la distribución del ingreso, potenciando la igualdad de oportunidades.

EL ESTADO EN LA NUEVA SOCIEDAD

martes, agosto 09, 2005

El Estado-nación moderno ha perdido buena parte de su soberanía en beneficio del sector privado y de la sociedad civil, lo que de paso ha generado una crisis de adaptación en los partidos políticos y la desorientación de los políticos que intentan aplicar formulas del pasado en una nueva sociedad que reclama nuevas formas de participación y de gestión. En este nuevo contexto se desvanece la cultura confrontacional que caracterizó el período de la Guerra Fría, la incertidumbre debilita la percepción del carácter global de los desafíos de la humanidad, la interacción, conectividad y creciente movilidad de la población adquiere una estructura de redes, el capital fluye sin fronteras a la velocidad de la luz, la información y el conocimiento se constituyen en un activo (intangible) de la sociedad, el Estado crece en su interdependencia multilateral. En estos desafíos las nuevas generaciones reclaman un rol preponderante y allí es donde el Estado tiene la tarea insustituible de generar igualdad de oportunidades, los políticos deben asumir un rol de intermediación para decodificar y sociabilizar adecuadamente los cambios, y la sociedad civil reclama crecientes y válidos espacios de participación.

¿CRISIS DE LA POLÍTICA?

domingo, agosto 07, 2005


Uno de los temas recurrentes en la sociedad civil contemporánea se refiere a la “crisis de la política”, expresión que se usa para hacer referencia al descrédito y falta de transparencia de la política, la mala evaluación que la opinión pública tiene de la eficiencia, eficacia y oportunidad de lo político, de la forma de gestionar de los políticos, de la validez de los espacios a la participación ciudadana, de la representación para lograr interpretar adecuadamente las prioridades de la ciudadanía, en definitiva de la gobernabilidad.

Frente a esta situación se observa una incapacidad de reacción, una sinergia negativa: ciudadanos cada vez más desencantados, una juventud cada vez más distante de las formas tradicionales de participación y menos interesada en la participar en los asuntos públicos, los actores políticos muestran una creciente desorientación, buscando caminos no siempre adecuados, sometidos a las pautas mediáticas que solo agravan la situación, cuando no desbordan en demagogia, también se observan expresiones de unicidad, es decir aquellos sectores que se sienten superiores, únicos, elitismo cargado de exclusividad que busca excesiva uniformidad, rayana en el sectarismo, actitudes que muestran dudosa vocación democrática. Para avanzar se requiere valorar la diversidad y el pluralismo, la confrontación de ideas, el debate democrático, si se mira el vecindario veremos que estas conductas no son tan aisladas y se dan en todos los niveles.

Por otro lado, cada vez se hace más evidente el desborde o derrumbe de las ideologías, es decir aquellas visiones globales de la sociedad que pretenden prever los diferentes estados de la evolución social y del desarrollo, mutando hacia una convergencia global.

Con todo, cabe reflexionar si efectivamente existe la mentada crisis o si se trata, más bien, de un proceso evolutivo, de causa y efecto, cambios de la sociedad por la mutación de sus paradigmas tecnológicos, sociales, económicos y culturales. El mundo y la sociedad viven una coyuntura histórica caracterizada por vertiginosos cambios, en lo organizacional, interpersonal, interterritorial, e intersectorial entre otros, lo que ha cambiado la conectividad, la accesibilidad, la centralidad, las formas de comunicación, liderazgo y gestión.
Frente a los profundos cambios en los paradigmas o modelos de la sociedad, la política, lo político y los políticos mantienen inmutables sus sistemas y métodos, sin decodificar adecuadamente las transformaciones que se viven en los paradigmas emergentes, con la revolución en las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC), y sus impactos económicos, sociales y culturales.

ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA.


A PROPOSITO DE PROYECTO DE LEY
SOBRE TRANSPARENCIA Y ACCESO A LA INFORMACIÓN PÚBLICA.

En la actualidad, el análisis de cualquier problema coyuntural y el planteamiento de una solución efectiva al mismo, pasa por el manejo de la mayor cantidad de variables que puedan incidir en su estudio para una efectiva toma de decisiones. Esta materia es muy relevante para el desarrollo nacional, si se considera el aporte que representan los estudios que pueden generar diversos actores del ámbito público y privado.
Esta necesidad de información, eficiencia, efectividad y oportunidad en las decisiones de la administración del Estado, ha llevado a diversos servicios públicos a crear bases de datos en materias de su competencia, que se convierten en herramientas útiles para la realización de análisis y estudios, sobre las problemáticas que, en los ámbitos de sus respectivas competencias y funciones, puedan presentarse.
Pero muchas veces, la información contenida en dichos sistemas no sólo es útil para el organismo que los ha creado y administra, sino que son de gran interés público, lo que ha llevado a estos servicios a adoptar la política de permitir el acceso a estos datos a través de la venta de los mismos. Sin embargo, esta situación que, hasta aquí, parece correcta, presenta serios problemas de acceso público real a los mismos. En efecto, al optarse, en esta materia, por una “cultura de la Parcela”, o de compartimentos estancos, en donde cada organismo de la Administración Pública actúa, crea y organiza sus propios sistemas de información cerrados, con prescindencia de los restantes entes públicos, sin que exista una política de coordinación y unificación en el manejo de los datos, puede llevar a la duplicidad de información, lo que, además de constituir un problema de eficiencia en el uso de los recursos públicos, puede derivar en que, fruto de los diferentes criterios que se aplican en el trabajo sobre los datos, se obtengan resultados distintos, poniendo en contradicción los antecedentes que deban proporcionar distintos organismos del Estado. El mundo que emerge impone los sistemas abiertos y en redes.
Otro problema grave se deriva de la política que se ha comenzado a difundir en los diversos servicios públicos en orden a poner a la venta la información de uso publico que ellos manejan; no por el hecho de la venta, sino por los altos costos que se piden por ella, como consecuencia de la aplicación de políticas de autofinanciamiento, que le impone el propio Estado. Esto introduce un tipo de discriminación económica en el acceso a información pública, es decir, la información generada por el Estado y los órganos de la administración pública, está disponible solo para aquellos que tienen los recursos financieros para pagar el precio, que por lo general es muy alto.
El levantamiento de Información Básica, como lo son, por ejemplo, los “censos de población y vivienda”, indispensables para la adecuada toma de decisiones, tienen para el Estado un alto costo, quien está obligado a dar a dicha inversión el uso más racional y óptimo posible, y ello se logra sólo en la medida que la información recopilada este disponible y pueda ser usada por la mayor cantidad de organismos y personas. Pero, no basta con que la información este disponible, sino que es exigible que la misma pueda ser realmente consultada y utilizada y, a esto último, obsta el cobro de precios inaccesibles para la mayoría de los particulares, dificultándose, entorpeciendo o simplemente imposibilitándose la ejecución de una serie de iniciativas.

Un ejemplo particular es lo que está ocurriendo con el último “Censo de Población y Vivienda”, realizado en el año 2002. El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) está colocando a la venta una serie de productos que van desde CD’s, con los resultados generales en formato PDF, a nivel nacional, pasando por información a nivel regional, hasta resultados más detallados que llegan a nivel de manzana. Los precios que se cobran por esta información son de $10.000 pesos por un CD con información en formato PDF; los resultados de una comuna, a nivel de manzana, puede llegar a un millón y medio de pesos y, los antecedentes de una región completa, a este mismo nivel de manzana, puede ir desde el millón y medio de pesos hasta los dieciocho millones, que es lo que cuesta la Región Metropolitana completa.

Estas cifras demuestran que el acceso real a esta información “pública”, queda, en la práctica restringida sólo a aquellos que puedan pagar dichas sumas, afectándose con ello el libre acceso a la misma que se debiera derivar del hecho de tratarse de estudios financiados con dineros fiscales, privando a muchos investigadores o instituciones privadas, e incluso públicas, de contar con valiosos antecedentes para la realización de diversos estudios.
Algo similar ocurre con la cartografía digital la que tiene precios prohibitivos, no esta disponible gratuitamente en ninguna escala, ni siquiera para fines educativos o investigación, debido a que los servicios públicos encargados del tema: entre otros IGM, SAF, IREN-CORFO, debido a las restricciones presupuestarias y requerimientos de autofinanciamiento.

Desgraciadamente, el problema es, aún, más grave. Incluso en aquellos casos que se disponga de los recursos necesarios para adquirir la información que venden los servicios públicos, nos encontraremos con otro obstáculo: los medios técnicos en los que esta información es entregada.
En efecto, la información contenida en las diversas bases de datos creadas por estos organismos, no se limitan a dos o tres antecedentes, sino a millones de datos, cuyo cruce, comparación y análisis, permitirá obtener los resultados que se requieran para efectuar el estudio de una situación coyuntural y proponer su solución óptima.
Sin embargo ningún problema es igual a otro, por lo que, en muchos casos se requerirá información contenida en bases de datos de diferentes organismos públicos, y allí nos encontraremos con lo que, fruto de la falta de políticas de coordinación y de unificación de sistemas de información, podrá traducirse en la existencia de diferentes plataformas informáticas, incompatibles entre sí, impidiendo el cruce de datos.
Otro problema que se presenta en la entrega de información es la utilización de distintas tecnologías o sistemas que hacen imposible que dichas bases sean accesadas por los usuarios comunes, y utilizadas con los programas de uso más frecuentes como lo son Word o Excel. En efecto, en muchos casos la información es entregada en PDF, que es un formato sólo de visualización, formatos propietarios, que no permite la interacción, el poder trabajar con ellos, salvo que sean extraídos y llevados a bases de datos propias, lo que implica volver a efectuar un trabajo ya realizado, haciendo altamente ineficaz la información y , probablemente, inoportuna.

En consecuencia, las dinámicas del uso de sistemas de información que impone un mundo globalizado como el que hoy vivimos, sumado a la necesidad de dar a los recursos, especialmente los públicos, el uso que sea más eficaz, exige salir de la cultura de algunos servicios públicos, que se expresa en que cada uno de ellos siente que su información es reservada, no compartiéndola con nadie.
Hoy, más que nunca, es necesaria la integración y complementación de las bases de datos de diferentes servicios, pero ésta, a la vez exige una acelerada modernización de los procesos al interior de la administración del Estado, agilizando la adecuación de las Tecnologías de la Información; con lo cual, el país ganará eficiencia y eficacia en la utilización de los limitados recursos con que cuenta.
La información es tal, solo cuando se puede acceder a ella, se puede compartir y usar, en caso de no cumplirse estas condiciones solo son datos. De no atender esta materia, arriesgamos un grave retroceso en el desarrollo del país, que asegure una adecuada administración territorial, la eficiencia, eficacia y oportunidad de la gestión de los servicios públicos y sus recursos económicos.

Pero, de nada sirve la recopilación de datos sobre una determinada materia, mantenidos bajo reserva o convertidos en un producto de mercado y, a los cuales sólo pueden acceder quienes tengan los recursos necesarios para cancelar su alto costo. La gran utilidad de los datos es poder entrecruzarlos con otros de índole diversa, lo que permita obtener apreciaciones más cercanas a la realidad. Por ello se sugiere a las autoridades gubernamentales establecer políticas públicas para garantizar el acceso a la información que generan los órganos del estado, la construcción de una clearinghouse – una ventana de ventanas, que contenga los metadatos de los datos. Un gran portal que constituya una comunidad virtual en la que interactúen diversos servicios, se de la transparencia a las bases de datos del ámbito público en forma igualitaria.
Es necesario garantizar a toda persona u organismo, sea público o privado, el acceso real, eficaz y oportuno a la información, siendo imperativo evaluar el financiamiento de la creación de sistemas de información bajo plataformas compatibles y de libre y gratuito acceso para todos, efectuándose, por cierto, el debido resguardo de los datos de carácter personal.

EL DESAFIO DEL CAPITAL SOCIAL

miércoles, julio 27, 2005


El aumento de conductas equívocas y los problemas de seguridad ciudadana, como el incremento de la delincuencia, el tráfico de drogas, los homicidios y suicidios, son consecuencia de un excesivo individualismo en la actual sociedad. Esto se agrava por los cambios en el rol del Estado, graves iniquidades en servicios como salud y educación, la falta de empleos para motivar a la juventud, escasez de redes de solidaridad y colaboración en los barrios y comunidades.
Se comprueba un stress social, derivado de la competencia excesiva, la falta de conductas de colaboración y la escasa valoración de la solidaridad. Junto a ello se produjo en las últimas décadas una alteración en el rol de la familia y en su estructura, lo que se refleja en la aparición de familias monoparentales, casi el 50% de los hijos nace fuera del matrimonio, en un hogar con madre o padre soltero, el incremento de los casos de irregularidad familiar y la alteración del principio de autoridad.
La causa basal de estos problemas radica en el escaso Capital Social, lo que se expresa en la escasez de relaciones sociales y cooperativas basadas en normas de reciprocidad y honestidad, en valores como la confianza, colaboración, prestigio, pertinencia y compromiso. Esto era reconocido en los barrios de cada comunidad y se reflejaba en la seguridad, en los lazos de confianza social y la capacidad para reaccionar colectivamente a los desafíos del entorno.
El desafío en el país consiste en fortalecer el Capital Social, los lazos de efectividad, el manejo de las emociones, disciplina y responsabilidad cívica, que la autoridad pública destine los recursos necesarios para revertir esta tendencia. El aumento de los delitos, homicidios y suicidios, no ocurren por azar, sino por pautas conductuales equivocadas, por inadecuadas políticas públicas, un deterioro valórico en la sociedad, la disfuncionalidad familiar, iniquidad social, inadecuada administración de justicia e ineficiencia policial, que afectan a la sociedad de hoy.

¿ATAQUE A NUESTROS VALORES COMO SOCIEDAD?

domingo, julio 10, 2005

Me resultó una paradoja ver el día antes, el rostro de amplia sonrisa que Tony Blair mostro al mundo, celebrando al recibir el nombramiento como sede para los Juegos Olímpicos. Y, el contraste de los días siguientes por las bombas que al explotar, trajeron los vientos del terror, miedo e inseguridad.

En la prensa de hoy se recoge el planteamiento de Robin Cook, líder laborista de la Cámara de los Comunes, señalando que “Terminar con la pobreza es la mejor arma contra el terrorismo”, me parece interesante el planteamiento viniendo de un Parlamentario Británico, recién saliendo de un violento atentado terrorista en Londres. Enfatizó el Congresista que “En tanto la lucha contra el terrorismo se conciba como una guerra que se puede ganar por medios militares, está condenada al fracaso”. Estoy plenamente de acuerdo con esa apreciación.

Por su parte el primer ministro, Tony Blair describió los atentados como “un ataque a nuestros valores como sociedad” y tiene mucha razón, lo importante es analizar como y porqué se puede incubar ese odio, que naturalmente no viene de Ala, ni por obra y gracia del Espíritu Santo, sino que, por el contrario, surge de actos y decisiones humanas, de los líderes de los países poderosos, que terminan siendo dañinas y dolorosas para esas culturas. Entre los valores a los que hace referencia el Primer Ministro se encuentran la solidaridad, la equidad, la tolerancia, el respeto mutuo y un sentido de responsabilidad global, los que no siempre son practicados con la consecuencia reclamada. Son muchas las situaciones en que el orden mundial que se impone en lo económico, no tiene ninguna contraparte ni referencia en temas que expresen una clara dimensión del humanismo, la solidaridad, la responsabilidad reciproca. Irónicamente, por estos días el mundo recuerda el décimo aniversario de la masacre de Srebrenica, cuando las poderosas naciones de Europa no fueron capaces de proteger a 8.000 musulmanes de ser masacrados en el peor acto terrorista de Europa de la última generación, enfatizo que eso ocurrió solo hace 10 años. Ni hablar del hambre en diversos paisajes de África que, después de ser arrasados por oleadas colonialistas, no dejaron sino una huella de dolor y miseria.

El orden global deberá analizar este grito desgarrador que surge de quienes quieren un mundo con más y mejores valores, con liderazgos que vayan más allá del materialismo, y del individualismo asfixiante que corrompe nuestras sociedades, donde se respeten verdaderamente los derechos de todos, donde la solidaridad se exprese en cruzadas humanitarias, donde se atienda a los caídos, donde la justicia impere para todos, donde la solidaridad y la equidad sean parte del modelo. Un desarrollo con dimensión más humana, con valores humanistas, con humanistas que orienten su acción de desarrollo en el mundo. Debemos impulsar el genuino Desarrollo Humano.

¿QUE PASA CON NUESTRA SOCIEDAD?



He recorrido innumerables veces el país, las ciudades de la región, sus poblaciones, sectores urbanos y rurales, y lo que veo es común a la realidad que se vive en otras partes: un debilitamiento de lo social, del sentido de comunidad, de nuestros valores básicos, del rol de la familia, un debilitamiento del liderazgo espiritual, de la política (rendida al rating), de un materialismo excervado que impulsa al individualismo.

Hace unos días visité la Cárcel de Antofagasta, y vi el rostro de aquellos que han llegado al límite en materia de convivencia social y de valores, - agradezco la atención de su Alcaide y todo el personal de Gendarmería – y tuve la ocasión de conversar con los familiares de algunos detenidos, conocer de sus dramas y esperanzas. Conversé francamente con profesionales que hacen un maravilloso trabajo de empujar sueños y esperanzas, profesores, asistentes sociales, monitores, sicólogas, etc, etc, que apuestan por la rehabilitación, por apoyar la reinserción social evitando la estigmatización, potenciando su autoestima para evitar reincidencias, dándoles más educación, desarrollando competencias productivas para que puedan ganarse la vida honestamente, desarrollando habilidades sociales para relacionarse con su entorno.

Una conversación franca, sincera, directa, me ha permitido verificar que se trata de personas con graves carencias de afectividad en su infancia: hogares irregulares, ausencia de padre o madre, problemas de alcoholismo o drogas en sus hogares, un ambiente de violencia como modelo de vida. No trato de restar importancia a su propia responsabilidad, por el contrario, la abstinencia en el consumo de droga o alcohol les hace ver con claridad el peso de sus actos, con sus efectos personales, familiares y sociales.

Me llamó la atención conocer que la mayor parte de los robos con violencia o con intimidación, se asocian a jóvenes que actúan bajo los efectos de las drogas, el alcohol o la mezcla de ambos elementos. Mi visita a ese lugar estaba motivada por el intento de comprender las causas basales que inducen a estas conductas, el origen de estos problemas, de este relajo, del debilitamiento de los valores sociales, de ese exacerbado individualismo, de los modelos perversos que desorientan a nuestros jóvenes. Tengo la convicción que estos jóvenes no son sino el reflejo de lo que la sociedad es hoy, de lo que ven en sus barrios, es sus esquinas, en sus hogares, entre sus familias, en la televisión y medios de comunicación. Son el fruto de lo que es nuestra sociedad en la actualidad, de los valores que se imponen, de los modelos que les damos, de un debilitamiento peligroso del sentido social, comunitario, del sentido que tenemos un destino común. La conciencia de que estos problemas no son individuales sino sociales, colectivos, sistémicos, que alcanzan a toda la sociedad y de los cuales nadie puede sentirse ajeno.

Estos individuos son lo que son por múltiples causas. Decir que simplemente son malos, es un camino equivocado y simplista. Cada individuo forma su conciencia - y su yo - en relación e interacción con su entorno, con su medio, con sus padres y familiares, con sus amigos y vecinos, compañeros de juego y estudios, en el contacto e interacción con su medio físico, cultural, mediático y espiritual, en que se desarrolla, sus valores los toma de su realidad, de sus modelos. Si aumenta la delincuencia, la droga, la violencia, etc, es por algo. No es solo por la casualidad sino más bien por la causalidad.

¿Que pasa con nuestra sociedad?. Los problemas son complejos y lo serán más por que tienen dimensiones sistémicas, interconectadas, multidimensionales, multi o transdisciplinarias. La droga esta recién penetrando a nuestra sociedad, pero, me temo que el problema se agudizará por que las causas que generan el problema se agudizan y no son enfrentadas: la familia está cada día más debilitada, las viviendas en boga son cada vez más inhumanas, los espacios comunitarios son cada día más escasos, todo cae bajo el mercado, los liderazgos son cada día más light, el poder del dinero y sus lacayos someten múltiples espacios de la sociedad, el Estado está cada vez más debilitado y los partidos políticos cada día tienen menos ideas y parecen más sucursales de las grandes sedes del poder económico y de esto no se escapa ningún sector. Los grandes temas no los ponen en la opinión pública los políticos, sino los dueños de los diarios y canales de televisión, solo sale o recibe tribuna lo que les interesa a ellos y lo que es de su conveniencia económica o favorece su poder.

En fin, no pretendo agotar esta reflexión, solo quiero mostrar mi sensibilidad en esta materia y llamar a las personas de buena voluntad: jóvenes, adultos y viejos; hombres y mujeres; a las diversas visiones sociales, culturales, religiosas o políticas, a que hagamos un análisis compartido, una reflexión común, que se enriquezca con las diferentes visiones y puntos de vista. Para eso es este espacio, para dialogar con respeto y altura de miras, sin apasionamientos descalificadores, sino que respetando la diversidad, practicando la tolerancia y valorando la diversidad que puede democráticamente interactuar en el respeto por las ideas.
¿¿¿¿Y tu tienes opinión, estas dispuesto(a) a compartirla?????

CHILE: A CAMBIAR POLITICA HABITACIONAL

domingo, julio 03, 2005


Pienso que ha llegado la hora de cambiar la política habitacional del Estado de Chile, específicamente lo referido a las viviendas sociales. Esto va más allá del gobierno de turno. Debiera reemplazarse esa política con un amplio consenso social y político. No es posible resistir, sin vergüenza, ese atropello a la dignidad de las familias chilenas. Esa verdadera estafa a la fe pública, realizada con el aval del Ministerio de Vivienda en representación, no del gobierno, sino del Estado de Chile.
No se privilegia calidad sino cantidad, no se aprecia un real y sincero compromiso con el tema, sino más bien la intención de mostrar números para los discursos presidenciales. Las soluciones habitacionales son una inconsecuencia con el concepto de familia, no hay espacios para la comunión familiar, ni siquiera para la mínima intimidad matrimonial. Se ha impuesto un concepto equívoco de vivienda, algo asi como de garaje para guardar el recurso humano. Pero, estamos lejos de la vivienda digna a la que los chilenos aspiran, con la concepción de un auténtico hogar para cobijar una familia, con la dignidad y confort mínimo. Siento que el Estado, es decir, todos nosotros, con esta negligencia permisiva, amparamos un verdadero atropello a los derechos humanos de las familias más pobres de nuestro país, que solucionan por esta vía su problema habitacional. Es verdaderamente dramático comprobar la mala calidad de muchas de estas viviendas. Son muchas las casa COPEVA, son muchas las empresas Copeva, que existen en el país con distintos nombres. La pregunta que golpea la conciencia de millones de chilenos es ¿Qué pasó con la fiscalización técnica del Servicio Público?, ¿Cómo se puede intentar justificar lo injustificable?
Hoy el tema está centrado en la pésima calidad de las viviendas que han recibido miles de chilenos, en ¿Cómo garantizar mejores normas y estándares de calidad?, en ¿como lograr una mejor fiscalización de los entes estatales?. Me pregunto si será posible implementar a nivel nacional un programa que permita, en forma expedita y como política pública, el acceder a un “programa habitacional escalable”; es decir, que cada familia pueda ir cambiando su programa habitacional, a medida que cambian sus condiciones y realidades familiares????.

Este no es un problema fácil, ni solo de responsabilidad sectorial, por el contrario, es un tema transversal que cruza muchos sectores. Tiene que ver no solo con una política de vivienda, sino que alcanza a definiciones de Estado como, por ejemplo, la descentralización que vaya a impulsar el Estado, ¿como vamos a empoderar a nuestras regiones?, ¿que política demográfica quiere seguir el país?, ¿como vamos a darle a Chile un desarrollo equilibrado y armónico, con equidad territorial e interpersonal?, ¿como estimulamos una mejor distribución del capital humano, orientándolo hacia regiones, para detener el explosivo crecimiento de Santiago o la Región Metropolitana?, ¿Qué incentivos pueden ser beneficiosos para estos fines? El tema apenas se enuncia ¿¿¿Cuáles son sus opiniones y visiones sobre este sensible tema?? , ¿¿ Si visualiza soluciones por que no las aporta????

CHILE: PARÁLISIS EN EL DEBATE

viernes, julio 01, 2005


“En Chile existe una especie de parálisis en el debate económico sobre el futuro”

Estas expresiones son de Michael Porter, un destacado académico de la Universidad de Harvard y reflejan muy bien mi pensamiento. En Chile no solo hay parálisis en el debate económico, más bien no hay debate en ningún tema relevante. Somos esclavos del rating y de la circulación de medios, es decir de las ventas, del dinero que lo manda todo. En esto podemos ser testigos de tremendas paradojas y contradicciones en el país: Canales católicos vendiendo erotismo, otros ultraconservadores explotando a la mujer como objeto, canales públicos con exquisito sentido comercial y privado, sin ningún interés por los valores públicos, directores del canal estatal que no marcan ninguna tendencia clara, autoridades políticas que no estan dispuestos a invertir un peso en comunicaciones públicas de buena calidad.
En Chile no hay espacio para la reflexión seria sobre el futuro ni sobre nada, todo se banaliza, se chacrea, prácticamente no hay espacio para plantear ideas serias, solo chamuchina, erotismo y candilejas. Lo peor de todo es que la estupidez se está haciendo contagiosa, no solo está en la televisión, en los reality, en la vida social, etc, sino que ha llegado para quedarse en todos los ámbitos de la vida pública, radio, diarios, televisión. Los ámbitos universitarios andan en las nubes o en la banca viendo el billete, en el Estado el MIDEPLAN, las unidad de prospectiva y planificación estratégica muestran una pasividad alarmante, en el gobierno y la oposición todo se reduce a marketing a cobertura de noticias, a presencia en los medios. Ni que decir del mundo político, no hay tiempo para discusiones de fondo, en el parlamento lo urgente no deja ver lo importante, en las campañas presidenciales el debate es un asco, no existe, se elude, solo basta el marketing, como si los chilenos fueran idiotas, solo receptores de propaganda. Pero la ciudadanía más ilustrada y con mayor capacidad de aporte, es decir usted que lee esta nota, no tiene tiempo ni interés en compartir ni siquiera una opinión. Es cosa de mirar la participación en estos espacios. ¡¡¡ Despertemos, antes de que sea tarde!!!. Hay que dejar atrás los lastres del pasado, el sectarismo y la confrontación ociosa o interesada. Nos consume el individualismo, el egoísmo, la falta de sentido social. Somos campeones para criticar, para hacer diagnósticos de banalidades, pero no participamos respecto de los temas que comprometen nuestro futuro. Esa actitud esta consumiendo a nuestro país: la falta de sentido común, sentido de pertenencia. Tenemos un destino común, lo pase en nuestro entorno o vecindad, más temprano que tarde nos afectará. Y ¿usted en que anda, tiene opinión o solo anda en la personal?

DESARROLLO DE CHILE: ¿COMPLACENCIA O MIOPIA?

jueves, junio 30, 2005


Me parece que los criterios vertidos por Michael Porter, durante su visita a Chile, han sido muy acertados, realistas y oportunos, coincido plenamente y, por lo demás, desde hace ya un buen tiempo que vengo planteando que si nuestro país no define estrategias adecuadas, irá perdiendo su competitividad.
Los chilenos estamos muy orgullosos de los reconocimientos que se hacen a las modernizaciones económicas, y nos hemos embobado con aquello, sintiéndonos satisfechos de nuestra posición relativa con los países vecinos, pero, lo cierto es que esas comparaciones no son sino muestra de mediocridad, ya que evitamos medirnos con las ligas mayores.
No hemos seguido concordando estrategias y modernizaciones que nos permitan mantener nuestras ventajas. No estamos articulando políticas públicas que permitan al país avanzar en competitividad para mejorar nuestra posición relativa, la que se está deteriorando.

Ha este ritmo de crecimiento (6% anual) será imposible lograr el objetivo de constituirnos en país desarrollado en el bicentenario, principalmente debido a que tenemos un sistema educacional retrogrado, que no guarda relación con los requerimientos actuales, generando un recurso humano mal preparado y de escasa productividad, con competencias que no están en concordancia con la nueva sociedad. No hemos enfocado nuestra estrategia para fortalecer adecuadamente a las Pequeñas y Medianas Empresas y una educación universitaria que se ha transformado en un mercadeo de títulos profesionales sin relación con la transferencia e innovación tecnológica que la empresa necesita.
Chile requiere espacios para la reflexión donde se produzca la convergencia público-privada, donde se haga análisis prospectivo y se diseñe la planificación estratégica para el desarrollo nacional. No es pesimismo, sino realismo, no pretende ser una critica a nada ni a nadie en particular. Como diría un joven chileno ¡¡ Es lo que hay !!.

Sinceramente, creo que todavía estamos a tiempo para corregir y retomar nuestras opciones para dar un salto en el desarrollo. Pero, se requiere un nuevo enfoque en el liderazgo, especialmente un cambio en la política y los políticos, dejar atrás el sectarismo, el partidismo y el compadrazgo, debemos cambiar los hábitos que caracterizaron el desarrollo en la sociedad industrial, para avanzar hacia los elementos que demanda la sociedad de la información y el conocimiento. ¿Que aportes puedes hacer a esta reflexión?

EL INDIVIDUO Y SU RELACIÓN CON EL ENTORNO DIGITAL

martes, junio 28, 2005


Nadie tiene dudas respecto del espacio físico, el individuo y el entorno en el que éste se desarrolla; pero no existe la misma certeza en lo relativo al individuo y su relación con el entorno del mundo digital. Lo vemos, por ejemplo, en la Internet, donde el sujeto, en paralelo a su vida analógica, física, tiene una vida, una interacción, un intercambio con otros sujetos en el marco del mundo digital.
Allí emerge una primera dimensión de estos temas, que, en mi opinión, todavía no han sido adecuadamente asimilados. Pero, además, hay un medio, un entorno, un territorio también intangible: el espacio mediático; es decir, lo que surge de una señal donde convergen el audio y el video y que es lo que entendemos como televisión, la cual evoluciona, por cierto, hacia los elementos multimedia.
Y así como en el espacio físico se exige que la interacción y la convivencia se orienten en función de criterios de democracia, si hay otro espacio donde no existe ni la más mínima orientación democrática -por mucho que se hagan gárgaras con estos conceptos- es, precisamente, en el ámbito de lo que se denomina "televisión" o "mundo mediático".
Porque allí la existencia o no existencia depende del interés comercial, del interés editorial o del interés político del editor del medio de comunicación de que se trate. Ahí sólo tiene espacio quien es funcional a esa línea y desaparece el que no se enmarca dentro de ella.
Eso me parece muy relevante porque, efectivamente, lo que enseñan Piaget, Vigodsky y otros psicopedagogos es que el individuo entiende, aprende y percibe en función referencial con su entorno. Así, un niño criado en un ambiente de violencia, de vulgaridad, de excesivo erotismo, en su mapa o estructura mental entiende que ése es su entorno. Y esto no es algo que esté inventando yo, sino que corresponde a parte de la esencia del pensamiento de grandes psicopedagogos del mundo contemporáneo.
En consecuencia, surge un concepto derivado de un elemento que tiene que ver con los principios democráticos. En la Internet, sin embargo, la situación es la inversa. Hay multiplicidad de espacios y de oportunidades para que cada individuo participe y pueda interactuar con otros con entera democracia. Esto no ocurre en el mundo mediático.
En otras épocas, en particular en la era agraria o en la sociedad industrial, el mapa mental del sujeto, su formación, su estructura cognitiva dependían fundamentalmente de lo que escuchaba, y en instancias posteriores, de lo que leía. Hoy desarrolla su mapa cognitivo en función de múltiples elementos que son parte de un metalenguaje que cada día converge con mayor velocidad hacia la expresión del video, el audio y los datos en conjunto, en un solo espacio, en una sola dimensión, que es el mundo digital.
En consecuencia, siguiendo la lógica de los psicopedagogos, el mapa mental de las nuevas generaciones efectivamente da cuenta de la falta de capacidad para leer en forma adecuada. Y pronto, en muy pocos años, vamos a percibir con claridad -los actuales estudios ya muestran que nuestros niños, jóvenes y adultos no entienden siquiera las indicaciones de un recetario- dificultades de orden lingüístico.
Porque la semántica está cambiando, producto de esta revolución y de la, en mi opinión, inadecuada comprensión de esos problemas. Por tanto, se produce allí una falencia en el mapa mental de los individuos que me parece relevante destacar. Por eso, las políticas públicas no pueden permanecer ajenas a tales situaciones, pues, sin duda, el relativismo ético y el relativismo valórico comienzan a ejercer presión sobre el mapa mental de los sujetos y a marcar tendencias bastante preocupantes.
En el ámbito educacional, suscita gran inquietud la violencia al interior de los establecimientos. Me pregunto: ¿qué sorpresa puede haber en ello si la estructura mental del individuo y su marco referencial con el entorno configuran una relación de exacerbada violencia? Y la cultura light, la falta de espacios -que la gente, por fortuna, ya está reclamando en estas primeras encuestas de opinión-, son, asimismo, aspectos dignos de ser considerados.

Otro tanto ocurre con el vocabulario. Basta leer hoy las interacciones en los apuntes de nuestros jóvenes para comprobar que existe un desarrollo semántico enteramente nuevo, incomprensible para la gente formada en la sociedad industrial, donde la interacción tenía una dimensión muy distinta. Por consiguiente, hay un enfoque semántico diferente por completo en la interacción gestual y comunicacional de los muchachos.
Otro elemento preocupante en el informe se refiere al tema de la sexualidad. En verdad, existe un relativismo ético que alcanza hasta a los canales de televisión que dicen tener una concepción religiosa, algunos incluso católicos. En ellos se exacerba el relativismo sexual, con un enfoque utilitario, con una visión degradada del ser humano que me llama la atención porque no guarda ninguna relación con la coherencia que se espera de canales con inspiración religiosa, en especial en la fe católica. Por otra parte, la dimensión de las minorías étnicas constituye un problema que recurrentemente se plantea en los programas de televisión.
Yo diría que se está llegando al extremo de sobredimensionarlas, de darles un protagonismo exagerado. Ya es habitual escuchar a personas que dicen: "¡Cómo es posible que el sector homosexual tenga una expresión tan profusa en los distintos espacios televisivos!", sin que ello, por cierto, envuelva una posición homofóbica. Simplemente, se trata de hacer notar una desproporción en el campo mediático que no se condice con la realidad.

Cabe mencionar también la vulgaridad y el erotismo. En fin, todos esos elementos, a mi juicio, merecen ser estudiados, en una interacción del mundo político con los técnicos y los académicos, para llegar a un análisis sistémico, integral, multidimensional, que permita sacar conclusiones relevantes. Deseo señalar un elemento adicional en esa misma línea.
La vivencia del individuo en el espacio mediático y también en el digital, está generando una situación que a corto plazo constituirá una cuestión de Estado y se expresará en la salud pública. El gran problema que se observa en la juventud y la infancia chilenas es el sedentarismo, el cual, a su turno, se traduce en obesidad. Y no es necesario ser muy versado en ese campo para entender que ambos factores generarán en muy pocos años, como expertos ya lo han consignado, enfermedades que surgen como consecuencia: las que tienen que ver con el aparato circulatorio, el exceso de azúcar, etcétera. Ello me parece importante, en la medida en que, como hemos podido considerarlo, provocará efectos en la salud pública, repito, así como en el ámbito físico y mental del individuo. Aprovecho esta columna para abordar un tema respecto de lo cual no hemos llegado nunca a un feliz puerto.
En algún instante el Parlamento, y en particular el Senado, deberá pronunciarse respecto de las mediciones de la programación televisiva: del people meter, y en especial del que se realiza on line, es decir, en tiempo real, en el momento, y que va exacerbando, a veces, una expresión de la explotación de la vulgaridad o de algunos otros extremos, precisamente en función de la sintonía de cada uno de los canales. Tres horas de televisión, promedio, en los hogares lo estimo un antecedente digno de tener en cuenta y expreso mi preocupación, asimismo, porque se da cuenta de otro elemento que no es menor.

En Chile no sólo se está viviendo la brecha digital, o sea, la del uso o no de Internet. Como se da cuenta en el estudio, igualmente existe la brecha mediática. Es decir, los sectores más acomodados pueden acceder a una mejor oferta televisiva, a programas más educativos, de contenido más rico; y la gente más humilde, más pobre, a una televisión de mala calidad, de malos contenidos y que, en definitiva, proyecta una serie de antivalores.
Simplemente formulo una reflexión al pasar: ese segundo caso -el que se encuentra más postergado en la línea descrita- es aquel donde es normal que los dos padres pasen fuera del hogar porque trabajan, porque intentan llevar el sustento, porque se esfuerzan por aportar a la economía de la familia. Y, en consecuencia, esos niños se hallan más abandonados a la suerte de lo que exhiba un espacio mediático.
Además, de alguna manera la situación expuesta se está expresando en la cultura organizacional que se observa en el país. Especialistas importantes, muy destacados incluso a nivel nacional y que son expertos en programación neurolingüística, en gestión del conocimiento, en cultura organizacional, como Humberto Maturana, Varela y otros -y el mismo senador Fernando Flores-, reiteradamente hacen referencia a esos aspectos en el sentido de que el individuo es lo que hace su entorno. Porque se halla inserto en un ethos, que es el entorno físico, cultural, emocional, etcétera. Ello, finalmente, es lo determinante de su ética. Y me parece que aquella que se está observando hoy al menos merece una reflexión del Parlamento.